La Generalitat de Catalunya no da por buena la votación que llevó a cabo ayer la asamblea de trabajadores de Eulen. Así se extrae de las declaraciones que ha ofrecido el portavoz del Govern catalán, Jordi Turull, quien han asegurado que ya se ha enviado un requerimiento a la asamblea de trabajadores para que vuelvan a realizar una consulta en la que se pregunte “exclusivamente” por la propuesta de mediación que presentó la Generalitat. Una propuesta que cuenta con el apoyo del Gobierno central. En una rueda de prensa posterior a la comparecencia de Turull, el minsitro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado que el Ejecutivo está "absolutamente con la Generalitat en ese llamamiento".

“HAN ROTO LOS ESQUEMAS”

Cabe recordar que, tras ocho horas de votación, ayer jueves los trabajadores rechazaron la propuesta que había planteado la Generalitat (un extra de 200 euros mensuales), optando por una alternativa nunca antes negociada: un complemento salarial de 250 euros en 15 pagas. Tal como ha expresado el portavoz del Govern, la consulta que llevaron a cabo los trabajadores “ha roto todos los esquemas de las relaciones laborales” y les ha instado a “hacer las cosas como se tienen que hacer”.

“A veces queriéndolo tener todo, lo acabas perdiendo todo”, ha advertido Turull, quien ha asegurado que el papel fundamental de la Generalitat es la de mediar entre trabajadores y empresa, pero cuya consellera de Treball, Dolors Bassa, ya ha dejado caer la posibilidad de aplicar un laudo de obligado cumplimiento. En este caso, Turull ha querido matizar que dicha decisión correspondería a los responsables del Estado.

Según el Govern, la dirección que ha tomado la asamblea de trabajadores de Eulen deja el proceso “en tierra de nadie”. Por ello, Turull ha insistido en la necesidad de volver a votar (únicamente) la propuesta que han redactado sus compañeros de Treball. Tal como ha expresado el portavoz, “si se puede hacer mañana [la votación], que no se haga mañana pasado; y si se puede hacer esta tarde, que no se haga mañana por la mañana”.

El comité de huelga de Eulen durante el recuento de votos /M.S.

EL GOVERN OFRECE LOS MOSSOS

Si bien el Gobierno de España ya han confirmado que enviará la Guardia Civil para reforzar los servicios de vigilancia en los controles de seguridad, Turull ha comunicado que la Generalitat ofrecerá los Mossos d'Esquadra “para ayudar a minimizar las incomodidades del aeropuerto”. Una propuesta que han planteado los consellers Dolors Bassa, Josep Rull y Joaquím Forn en un encuentro posterior con De la Serna que el ministro ha recogido. Ha asegurado que sí reforzarán su presencia, pero lo harán en el exterior de las instalaciones aeroportuarias, en base a las competencias administrativas. En el interior, por contra, será la Guardia Civil la que haga las funciones de refuerzo de seguridad. 

En el encuentro, el Govern también han trasladodo al Estado y Aena la necesidad de mejorar algunos aspectos de la comunicación. Tal y como ha avanzado el portavoz catalán, “es un tema básico que se tendría que reforzar mucho”, ya que “no es lo mismo si la gente va con 6 horas de anticipación, que si va con tres o con dos”. Tal como ha criticado, “esta información solo la tiene Aena, porque es quien controlo todo lo que sucede en el aeropuerto”.

Ante esta petición, De la Serna ha hecho un llamamiento público pidiendo a los pasajeros que se informen del horario de apertura de puertas de facturación y ha recordado que hay personal indentificado en el exterior para dar la información que sea necesaria. "Pero si hace falta, seguiremos reforzando las labores de comunicación", ha puntualizado.

Por último, Turull también ha criticado el retraso de la actuación del Gobierno del Estado y ha insinuado que “si [el gabinete de crisis] lo hubiesen hecho hace 16 días, nos habríamos ahorrado muchas cosas”. Por último, Turull también ha aprovechado los micrófonos para lanzar un dardo a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Si bien la alcaldesa ha expresado en la Cadena Ser su disgusto por el origen y el caos suscitado en el Prat, el portavoz del Govern le ha pedido que “vaya más allá de los gestos” y pase a la “acción”.

De la Serna, por su parte, ha agradecido la actuación de mediación de la Generalitat, apelando a la contínua colaboración entre administraciones. Además, ha anunciado la creación de una comisión de seguimiento para ver qué decisión toma el comité de huelga en las próximas horas.