Tras las distintas amenazas de huelga general post-referéndum, esta ya es una realidad. Así lo ha publicado el Departament de Treball de la Generalitat, el cual también ha decretado los servicios mínimos de los servicios públicos para los próximos días. Tal como se extrae del documento, el parón laboral que se iniciará el día 3 de octubre hasta el 9 del mismo mes, afectará sobre todo a la movilidad. Los convocantes de la huelga (CGT, COS, IAC y la Intersindical) justifican la acción por “la represión y la vulneración de derechos fundamentales”, en alusión a las medidas adoptadas para impedir el referéndum.

LOS TRANSPORTES, A MEDIO GAS

Si bien los sindicatos mayoritarios (CCOO Y UGT) no han dado apoyo a la huelga general, cabe destacar que los sindicatos convocantes tienen una fuerte presencia en el sector de los transportes. Por lo tanto, su convocatoria pasa a tener un carácter relevante. En este sentido, la Generalitat ha decretado que la circulación de trenes de Cercanías de Renfe será del 33% (a lo largo de todos los días), de metros, buses y FGC's solo circularán el 25% en las horas punta (de 6:30 horas a las 9:30 horas, y de las 17 horas a las 20 horas), mientras que los transportes interurbanos harán un servicio al 50%.

La huelga también marcará el funcionamiento de la administración pública. En este sentido, la Intersindical Alternativa de Catalunya agrupa la USTEC, el cual es el sindicato con mayor peso en el sector educativo. En este sentido, tendrá que haber, como mínimo, un docente por cada seis aulas. Como contrapartida, en la justicia tendrá que ir a trabajar todo el personal adscrito a los juzgados de guardia, así como el personal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el de las audiencias provinciales o los empleados de los juzgados penales y de instrucción.

El mundo sanitario y el funcionariado de prisiones también se verá afectado, ya que su principal organización laboral, CATAC, también forma parte de la Intersindical. Sin embargo, en el ámbito sanitario la Generalitat ha garantizado un funcionamiento normal de las urgencias y de los tratamientos de urgenica, así como la actividad quirúrgica que no se pueda aplazar. En el caso de la asistencia extrahospitalaria, los servicios mínimos serán de un 25%.

"RECHAZO A LA ESCALADA REPRESIVA"

Tal como ha comunicado la sectorial de la CGT en educación, la huelga general se contextualiza en el “rechazo a la escalada represiva del Gobierno del Estado español mediante las detenciones que están realizando las fuerzas policiales y militarizadas españolas”. Además, el sindicato suma “la persecución a cargos electos y trabajadores del sector público y privado”. Todo ello, en un “estado de excepción encubierto, llevado a cabo por el Gobierno del PP y sus aliados”.

Por último, la sectorial señala que “la respuesta del Gobierno del Estado español a la expresión democrática de Catalunya es más propia de épocas pasadas que no de un país que dice vivir en democracia”. Por ello, hacen un llamamiento a “combatir desde la calle” a “la represión y al fascismo”. Por su parte, Renfe y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ya han presentado quejas formales ante la Generalitat al considerar insuficientes los servicios mínimos.