El comité de huelga y la dirección de Eulen han finalizado sin acuerdo la reunión de mediación celebrada en el departamento de Trabajo, aunque han acercado posiciones y mañana volverán a sentarse a la mesa de negociación para intentar alcanzar un acuerdo que permita desconvocar los paros en El Prat.

La reunión de hoy ha durado más de nueve horas y ha coincidido con la tercera jornada de paros parciales en el Aeropuerto de Barcelona, donde se han vuelto a formar largas colas en los controles de acceso de seguridad, servicio que presta la concesionaria Eulen.

Las partes volverán a verse este martes a las 09:00 horas en la conselleria de Trabajo con la presencia de responsables de Aena, ya que, aunque se ha avanzado en la negociación, sigue habiendo diferencias que impiden el acuerdo.

En declaraciones a la prensa, Juan Carlos Giménez, asesor del comité de huelga, ha asegurado que "hay posibilidades de acuerdo", aunque los temas a tratar son "complejos" y aún quedan por cerrar flecos de temas organizativos y salariales.

En este sentido, ha dicho Giménez, la empresa mantiene su oferta de incrementar los salarios más bajos en 155 euros mensuales -había empezado ofreciendo 30 euros-, una cantidad que está aún lejos de los 350 euros que reclaman los trabajadores.

"Todavía nos falta mucho camino", ha señalado Giménez, que ha anunciado que para el próximo jueves, día 10, se ha convocado una asamblea de trabajadores en El Prat para informar a la plantilla del estado de las negociaciones con Eulen y Aena.

El director general de Relaciones Laborales de la Generalitat. Enric Vinaixa, ha destacado que en esta "jornada intensa" de negociación se han alcanzado "avances significativos" y que se ha constatado que hay "un buen entendimiento y ganas de acuerdo" entre las partes.

Ha avanzado que se han identificado plenamente las reivindicaciones de la plantilla y que la reunión de mañana será "muy técnica", en la que se espera avanzar "en temas muy complejos" desde el punto de vista organizativo.

"NO TIENE QUE VER CON POLÍTICA"

El asesor del comité ha querido dejar claro que el conflicto en Eulen es puramente "un tema de trabajadores" que nada tiene que ver con partidos políticos, sindicatos, Gobierno o Generalitat, pese al intento de politización que se está haciendo de este asunto.

"Hay una mala organización por parte de la licitación de Aena y nada más", ha subrayado Giménez, que ha recordado que la plantilla de Eulen la conforman trabajadores de distintas ideologías que lo único que quieren es resolver sus problemas con la empresa y el gestor aeroportuario y mejorar sus condiciones laborales.