Un millar de taxistas, que se habían concentrado en la zona de espera de la Terminal 1 del Aeropuerto de Barcelona, han protagonizado una marcha lenta por las calles de Barcelona con la que han colapsado los accesos a las principales infraestructuras de la ciudad.

Tras crear grandes retenciones en la plaza Cerdà, la Zona Franca y la Gran Via, se dirigen por la Ronda Litoral hacia el aeropuerto, donde pretenden realizar una asamblea en el parking de la T2.

Durante la marcha lenta ocupaban todos los carriles y en algún momento se han detenido, provocando momentos de tensión con otros conductores que se veían retenidos sin poder avanzar.

Decenas de taxis en marcha lenta colapsan plaza de España / EFE/ Alejandro Garcia.
Decenas de taxis en marcha lenta colapsan plaza de España / EFE/ Alejandro Garcia

La marcha ha arrandado sobre las nueve de la mañana. Los vehículos han salido de la T1 y, tras pasar por la zona de llegadas, la marcha se ha bifurcado en dos. Un grupo de taxistas circulaba a paso de caracol entre el aeropuerto y plaza Espanya a través de la C-31 y la Gran Via, mientras que el segundo grupo se dirigía a las entradas de mercancías del Puerto de Barcelona para bloquear el paso de camiones.

Es por ello que se recomienda ir con mucho tiempo de antelación a la terminal T1, pues el colapso de los accesos unido a las largas colas que se están produciendo esta semana en los controles de seguridad del aeropuerto pueden provocar que mucha gente pierda su vuelo.

VIAJAR CON ANTELACIÓN

Desde las seis de la mañana en el aeropuerto de Barcelona sólo hay media docena de vehículos para realizar el transporte gratuito de personas con movilidad reducida o que tengan que dirigirse a un hospital. En la T1, la rampa de acceso a la parrilla de taxis permanece cerrada con un cartel informativo sobre la huelga.

En la T1 solo hay taxis para emergencias y personas con movilidad reducida / EFE/Alejandro García

La mayoría de pasajeros que aterrizan en El Prat y que tenían previsto coger un taxi se encuentran por sorpresa con la huelga y tienen que buscar medios alternativos como el autobús, el metro o el tren.

El servicio de aerobús se ha reforzado con más vehículos, lo que no ha evitado que se produzcan colas de personas que quieren utilizar el servicio en Plaza Catalunya.

Lo mismo ha ocurrido con el metro, donde las colas para las máquinas expendoras de billetes era de más de una hora. En cambio, el servicio de Cercanías de Renfe funcionaba con mayor volumen de usuarios, pero sin llegar a formarse retenciones de las dimensiones del Aerobús o el metro.

Colas de espera para tomar el Aerobús / PABLO ALEGRE
Colas de espera para tomar el Aerobús / PABLO ALEGRE

AVISO A FOMENTO

En declaraciones a los medios de comunicación, Iván Sesma, uno de los portavoces de la asociación Elite Taxi, ha explicado que "el objetivo es que el Ministerio de Fomento se dé cuenta de que quien va a tener que regular y clarificar la aplicación de la norma son ellos".

Sesma ha lamentado que "parece que haya otras prioridades que no son el ciudadano, por lo que los taxistas van a seguir reivindicando y luchando porque se cumpla la ley".

QUEJAS DE LOS USUARIOS

Algunos usuarios no han encajado muy bien la huelga convocada por el sector y han utilizado las redes sociales para mostrar su enfado.