Cinco días de huelga, cinco lunes con paros en el metro de Barcelona. El comité de empresa llegó a esta propuesta para desencallar un convenio colectivo prorrogado desde 2008. Este jueves, el comité de huelga ha convocado una asamblea para informar a los empleados del transcurso de las negociaciones y analizar el último documento presentado por mediación. Todo ello, bajo el paraguas de un único mensaje: la huelga está dando sus frutos.

“Hemos pasado muchos meses intentando negociar un convenio con alguien que no quiere negociar un convenio. Empezamos a hacer paros los lunes y esto ha empezado a caminar. La huelga funciona y van cayendo cositas. ¿Suficientes? No”. Así se taxativo se expresaba el integrante del comité de huelga por CGT, Óscar Sánchez ante el más de centenar de asistentes. “La presión funciona”, ha reconocido, pero todavía hay mucho camino por recorrer.

“La huelga está siendo un éxito por seguimiento, estamos en un 95%, y a nivel productivo también. Si pensamos a dónde queremos llegar, desde luego todavía no estamos cerca. Pero veníamos de una no negociación que duraban muchísimos meses. Desde que hemos empezado esta racha de huelga de paros parciales, se ha avanzado y se han puesto encima de la mesa cosas que la empresa se negaba a hablar y se ha hablado”, puntualizaba a Metrópoli Abierta.

Representantes de las seis secciones sindicales
Representantes de las seis secciones sindicales informando a los empleados/ M.S.

LOS AVANCES EN LAS NEGOCIACIONES

En las negociaciones, el comité de huelga aborda tres ejes básicos que vislumbran mejoras. El primero era la descongelación salarial “que se está tratando gracias a la huelga. Antes no se había tratado”, explica Sánchez. El segundo es la precariedad laboral, “esa gente que está a tiempo parcial de manera involuntaria y que quiere pasar a tiempo total y también se está tratando gracias a las huelgas”.  Un avance significativo para el comité de huelga porque según Sánchez, “han empezado a hablar de ampliar 100 personas en los próximos años (hasta 2020) de tiempo parcial a tiempo total”.

El tercero y último gran punto es el de las externacionalizaciones, sobre todo en el departamento de de vías, que también se está abordando. “Durante 8 meses, la empresa se negó a hablar de ese tema”, puntualizaba.

Vagón del metro de Barcelona en la estación de Urgell / MS
Vagón del metro en la estación de Urgell / M.S.

CRÍTICAS A LA DIRECCIÓN

En el documento de mediación, también se habla por primera vez de la jubilación parcial, que según han considerado miembros del comité de huelga, “no dicen nada o peor si cabe. Si atendemos exclusivamente a  lo que dice ese redactado, desde luego, la repercusión puede ser muy grave porque no aclara qué condiciones se daría”.

La asamblea informativa, que se repetirá esta tarde en otras dos sesiones para abarcar al máximo de la plantilla, ha llenado el Casinet de Hostafrancs. Sobre el escenario, representantes de las seis secciones sindicales que han ido exponiendo los pros y contras de la negociación para después ceder la palabra a los empleados que han querido participar. Entre las intervenciones, reiteradas críticas a la dirección encabezada por Marc Grau y algunos han preguntado qué pasará con la huelga durante el verano.

Información sobre la huelga en la parada Diagonal de la L5 / MS

LA HUELGA, EN VERANO

La integrante de la sección sindical de CC.OO., Mónica Benito, ha asegurado que “si la empresa no se da prisa para solucionar el conflicto hasta el 30 de junio, tendremos que esperar al 2 de octubre que es cuando estará toda la plantilla pero manteniendo el conflicto vivo”.

El motivo de este posible paro de las negociaciones es que el año pasado, se firmó un acuerdo el 7 julio cuando parte de la plantila no estuvo “y ello generó malestar”. Pero Sánchez de CGT ha puntualizado que si la dirección les convoca y hay posibilidad de firmar un acuerdo, incluso en época estival, estarán sentados en la mesa.