Por si no fuera poco el problema de Barcelona con la movilidad con la huelga del metro, ahora son los trabajadores del bicing los que han anunciado una serie de protestas para reivindicar mejoras en su situación contractual.

El comité de empresa del Bicing ha anunciado paros de cuatro horas por turno entre el 12 y 31 de julio, excepto los martes y los jueves, en protesta por la precariedad laboral que aseguran que sufren.

Los trabajadores del Bicing han explicado a la televisión municipal betevé que cobran salarios de 950 euros al mes y que deben cargar las bicis que pesan 23 kilos a un ritmo, según ellos, "inaceptable".

Los trabajadores del Bicing harán huelga por primera vez desde que existe el servicio, según han decidido en asamblea a propuesta del Comité de Empresa, en el que CGT tiene la mayoría de los representantes.

La multinacional norteamericana Clear Channel es la empresa encargada del servicio de Bicing en la ciudad que cuenta con unos 150 trabajadores y, según la televisión municipal, no ha querido hacer declaraciones sobre el conflicto laboral.

Este año se ha convocado un nuevo concurso para adjudicar el servicio, pero de momento, aún no se han dado los resultados.