Aparcar en Barcelona, si no sabes dónde, puede ser una odisea. El gran parque de vehículos de la ciudad y la falta de plazas de parking, especialmente en el centro, son las principales causas de esta problemática que afecta a muchos vecinos, como también a personas que no viven en la ciudad, pero que se desplazan diariamente para trabajar.

Los vecinos que no disponen de plaza de parking privada pueden solicitar al Ayuntamiento la tarjeta de residente para aparcar en la zona verde. Esta es la opción más económica para aparcar por el centro de la ciudad.

Otra opción, si el coche sólo pasa las noches en la ciudad, es aparcar en los carriles laterales de algunas de las calles principales de la ciudad, como la calle Balmes o Aribau, en las que los fines de semana y por las noches está permitido estacionar en el carril lateral, siempre respetando las paradas de autobús.

Si ninguna de las opciones anteriores es factible, lo mejor opción es aparcar el coche en una de las zonas que explicaremos a continuación y utilizar el transporte público para desplazare por la ciudad o volver a casa.

Hay vecinos que sólo utilizan el coche los fines de semana y el resto de días no lo necesita, por lo que estos lugares que proponemos son ideales para ellos. Eso sí, algunos se encuentran en zonas poco transitadas de noche, por lo que hay que tener cuidado de no aparcarlo en un lugar poco iluminado y asumir los riesgos que comporta dejarlo allí, principalmente el vandalimos o los hurtos.

El centro comercial de la Maquinista dispone tal vez de la mejor opción para aparcar en Barcelona de manera gratuita en un parking cubierto y vigilado. Además, dispone de un segundo parking, este al aire libre, que es una alternativa si el subterráneo está lleno o si necesitas utilizar el coche de madrugada pues el parking subterráneo cierra por las noches.

Otra opción similar, aunque fuera de los límites de la ciudad, es el parking del Ikea de L'Hospitalet, donde, al igual que en el de la Maquinista, la estancia es gratuita y no hay límites de tiempo. El metro y el ferrocarril conectan rápidamente con Barcelona.

Les Corts, el distrito del aparcamiento

Una de las zonas más populares para dejar el coche sin tener que pagar es en el campus de la UB en la avenida Diagonal. La clave para encontrar sitio es llegar a primera hora de la mañana o por la tarde/noche. Los trabajadores de la universidad llenan esta gran zona de aparcamiento gratuito durante el día, pero por la noche se queda vacía.

Eso sí, es muy importante tener controlado el calendario de partidos del FC Barcelona o los grandes acontecimientos que se celebran en el Camp Nou, pues cuando se realizan estos eventos está prohibido aparcar desde horas antes y la grúa retira los vehículos. Si no hay partido ni conciertos, se puede dejar varios días el coche allí.

Al lado del parking del Camp Nou encontramos el aparcamiento del tanatorio de Les Corts, que también tiene un amplio parking gratuito, aunque es un poco más complicado encontrar sitios libres, dependiendo del día.

Al otro lado de la Diagonal, en el barrio de Pedralbes, también abundan las calles de aparcamiento gratuito en las que es factible encontrar sitios libres. La conexión con el centro de la ciudad está asegurada con la línea 3 de metro desde la parada de Palau Reial.

Vecinos de Gràcia, o Park Güell o Vall d'Hebron

Vivir en el barrio de Gràcia y no disponer de plaza de parking hay días que se convierte en una tortura para muchos vecinos por la dificultad para encontrar un aparcamiento. Una de las opciones más factibles de tener éxito es subir hasta el Park Güell. En las calles que lo rodean acostumbra a haber algún sitio libre, que en momentos de desesperación pueden suponer la gloria.

Captura de pantalla 2017 03 10 a las 15.23.11
VISTA AÉREA DEL APARCAMIENTO GRATUITO EN EL PASEO MARÍTIMO DE BARCELONA

En los alrededores de la Ronda de Dalt, por los barrios de Vall d'Hebron, Montbau y la parte alta de Horta, el aparcamiento suele estar asegurado. Muchas personas que viven fuera de la ciudad pero que trabajan en ella utilizan esta zona para dejar sus vehículos y luego se desplazan con la línea 3 del metro.

Al final del paseo marítimo de Barcelona, entre el campo de futbol municipal Agapito Fernández y el solar del Zoo marítimo, hay una zona con más de 2.000 plazas de parking gratuitas. La bueno ubicación, junto al mar, de este aparcamiento y su gratuidad lo convierten en un rara avis del litoral barcelonés, por lo que tiene los días contados a coste cero. El Ayuntamiento prevé cobrar a los usuarios, pero por el momento todavía es gratuito.