Elite Taxi ha desconvocado la marcha lenta prevista para este lunes 30 de octubre a las 11.30h. La intención de la denominada “Operación Caracol” es, tal como hiceron el pasado enero, colapsar los accesos a la ciudad y en protesta contra Uber y Cabify. Además, solicitan la regulación de la prestación del servicio porque, según el sindicado, se están vulnerando las leyes.

Patxi, secretario de Elite Taxi en Barcelona, ha comentado a Metrópoli Abierta que debido a “la situación política actual” han considerado posponer el inicio de las manifestaciones, que iban a ser “puntuales e indefinidas”. “La situación es bastante difícil. Estos días se están convocando varias manifestaciones de carácter político y nosotros no queremos que se nos confunda con ellas”, ha comentado. “Nosotros somos apolíticos”, ha querido resaltar.

 

 

El secretario ha especificado que por ahora la convocatoria queda en el aire hasta próximo aviso. “Hemos llegado a un punto en el que no tenemos nada que perder”, ha añadido resignado. Por eso cree que en cualquier momento pueden volver a convocar la marcha. “La Administración mira hacia otro lado. El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catalunya se pasan la pelota y ahora la situación ya es insostenible”, ha terminado.