El Ayuntamiento de Barcelona recomienda a todos los ciudadanos que mañana hagan sus desplazamientos a pie, en bici o en transporte público con motivo de la celebración del Día Sin Coches, ya que en la ciudad se cortarán al tráfico un total de 76 calles.

La Guardia Urbana desplegará un dispositivo especial para minimizar las afectaciones sobre la circulación y garantizar la movilidad en la ciudad, que se verá reforzada por 181 auxiliares y 23 coordinadores de distrito.

El Día Sin Coches es la culminación de una semana consagrada a la movilidad sostenible y, durante la jornada, se cortará el tráfico un total de 76 calles secuendarias de la capital catalana, pero también de dos importantes arterias como Via Laietana o Gran de Gràcia.

Durante la jornada, en previsión de un aumento de la demanda de transporte público, TMB reforzará la red de metro con más trenes y más personal en las estaciones que pueden experimentar más afluencia.

En Via Laietana, se implantará durante todo el día un carril bici de dos direcciones en el centro de la calzada, de forma que el tráfico privado se eliminará de subida desde las 08:00 a las 21:00 horas y se dejará un carril abierto de bajada. No obstante, podrán usar el carril de subida tanto el autobús, como los taxis y los autocares.

En cuanto a Gran de Gràcia, estará cortada al tráfico desde las 11:00 a las 21:00 horas entre avenida Diagonal y la plaza Lesseps, si bien también se permitirá la circulación de autobuses, taxis y bicis.

ACTIVIDADES

En estas 76 calles secundarias cortadas al tráfico durante el 22 de septiembre se organizarán un total de 108 actividades. El objetivo, mostrar a la ciudadanía con un ejemplo de lo más realista cómo podrían ser sus calles si se redujera el tráfico en Barcelona.  

En la confluencia de las calles Borrell y Tamarit se organizará una actividad sobre la calidad del aire en la ciudad, uno de los efectos de la contaminación que, junto al ruido, más preocupa a los barceloneses.