La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha culpado al Gobierno central y a la normativa de contratación que permite bajas temerarias de la situación del Aeropuerto de El Prat. En su opinión, "quien paga el pato son los trabajadores, que ven precarizadas sus condiciones". Sobre si ve necesario que la Guardia Civil desarrolle las funciones de los trabajadores en huelga en los paros, ha respondido que la seguridad se debe garantizar en todo momento, pero en principio le parece una "barbaridad que atenta al sentido común" suplir a trabajadores en huelga.

"Es inadmisible y hacemos directamente responsables al Estado, al Gobierno, y exigimos que arreglen esta situación que han generado ellos", ha declarado Colau este viernes en una entrevista en la Cadena Ser. Ante los micrófonos, la alcaldesa ha tachado de pésima la gestión de Aena y de sus servicios externalizados. Una cuestión que, espera, sea un toque de atención al adjudicar servicios con bajas temerarias en las licitaciones.

COLAU NO HA SIDO INVITADA AL COMITÉ DE CRISIS

Ella y el alcalde accidental, Jaume Asens, se reunirán a las 16.00 con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y con el delegado del Gobierno, Enric Millo, después de que ella se pusiera en contacto con éste al no ser convocada al comité de crisis. De hecho, y a pesar de estar de vacaciones, Colau ha asegurado que "por supuesto" hubiera ido al encuentro entre Gobierno de Estado, Aena y Generalitat.

La máxima responsable de la ciudad de Barcelona también recordado la "histórica demanda" de que el Ayuntamiento y la Generalitat participen en la gestión del aeropuerto . En su opinión, resulta de sentido común que la infraestructura tenga una gestión próxima. Además, ha asegurado que, si el Ayuntamiento formara parte de esta gestión, hubiera batallado para que las licitaciones se realizaran mejor.