El Prat está en venta y Barcelona también. No es una interpretación, sino una afirmación del conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull. Él mismo ha expresado ante la prensa que “la idea es vender el aeropuerto de Barcelona, pero también la ciudad y el país”. ¿Dónde? En el World Routes; el congreso de compañías aéreas comerciales más importante del mundo, que tendrá lugar desde este sábado hasta el martes en la capital catalana. Un escenario donde Ayuntamiento y Generalitat probarán de engrosar, todavía más, la cifra de rutas intercontinentales que tienen a Barcelona como pista de aterrizaje o despegue.

DE ASIA A LA COSTA OESTE DE EE.UU.

Hoy por hoy El Prat cuenta con hasta 44 rutas. Una cifra muy por encima de las 16 que tenía solo hace unos años atrás. Pero... ¿son suficientes para contentar a las instituciones y organismos económicos de la ciudad? Parecer ser que no. Tal como ha destacado Rull, la prioridad se centrará en cerrar algún acuerdo con las ciudades de Tokio, Dallas, Boston, Ciudad de Méjico y las dos urbes más importantes de la India. En total durante estos cuatro días habrá representantes 125 países, 100 autoridades turísticas, 700 aeropuertos, 3.000 delegados y 350 compañías aéreas.

De hecho, serán estas empresas a las que Rull y el segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni, pretenderán seducir. De las 350 compañías, solo 100 operan en Barcelona. Por lo tanto, 250 sociedades que no tienen actividad a orillas del Llobregat ahora sí conocerán la ciudad condal. “Y no explicándosela, sino viéndola”, ha remarcado el conseller. En su opinión, la ciudad deben de ser un “gran escaparate” estos cuatro días.

WRoutes1 1024x576

LA CUARTA PISTA DE BCN

Si bien la capacidad del Prat puede haberse visto al límite este verano, desde la Generalitat aseguran que el aeropuerto puede acoger nuevas aeronaves, aunque, eso sí, “descongestionando aquellas operaciones que pueden ser perfectamente operadas desde otros aeropuertos como Girona o Reus”, ha expresado. Es decir, que estas infraestructuras periféricas se conviertan en “la cuarta pista” de Barcelona, ha señalado.

En opinión del Collboni, el choque de trenes político no afectará a las posibles alianzas que se puedan suscitar entre 'stands'. Tal como ha señalado, Barcelona continúa teniendo el prestigio y la confianza de muchos operadores internacionales. Cuestión a la que ha sumado los puntos que puede sumar la ciudad en su candidatura a la Agencia Europea del Medicamento.