A las 13:30 horas de este sábado despegará el primer avión de la compañía 'low cost' Level con destino Buenos Aires. La aeronave, un flamante A330-200, con capacidad para 314 pasajeros en clase 'turista premium' (21 asientos) y turista (293 asientos), llegará al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini a las 10.15 horas, hora local.

La marca de bajo coste es filial de Iberia y operará tres veces a la semana. En el caso de la conexión con Buenos Aires, los martes, jueves y sábados. Una oferta que se suma a la ya puesta en marcha el pasado 1 de junio con Los Ángeles, y a San Francisco y Punta Cana el 2 y el 10 de junio respectivamente.

De las cuatro rutas, IAG prevé mantener de cara al invierno todas menos la conexión con Los Ángeles. A pesar de ello, la compañía está estudiando otros destinos, entre los que figuran distintas ciudades del continente asiático de las que todavía no ha transcendido ningún nombre. Aún así, el grupo, que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, sí que ha explicado que estudia operar desde Roma-Fiumicino y París-Orly. Un segmento en el que prevé expandir su red. Por este motivo, incrementará su oferta a cinco aviones en 2018.

147.000 BILLETES VENDIDOS

Desde su lanzamiento el pasado 17 de marzo, el grupo ha vendido más de 147.000 billetes, superando todas las expectativas que tenían previstas. IAG ya anticipó que su intención era convertir la marca en una compañía aérea. ¿Qué quiere decir esto? Que en "tres o cuatro meses" dejará de depender de Iberia para convertirse en una compañía independiente, con su propia flota.

Para poder operar estos vuelos, Iberia firmó un acuerdo con sus pilotos y con cuatro de los sindicatos de tripulantes de cabina (TCP) para modificar el actual convenio, y permitir a la aerolínea española desarrollar estos vuelos para IAG bajo la nueva marca. Por ahora, la tripulación de Iberia que operará con Level estará integrada por 44 pilotos -15 comandantes y 29 copilotos-, los cuales cubren sus nuevas rutas. El equipo lo terminan de conformar sus 114 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP)y sus correspondientes 15 sobrecargos. Si bien la mayoría ya estaban contratados por la aerolínea española, un tercio de ellos son de nueva contratación.