El tráfico rodado en la ciudad de Barcelona ha disminuido este viernes un 6,2% con respecto a un viernes normal, lo que equivale a 128.790 desplazamientos en vehículo privado, con el corte al tráfico de 76 calles con motivo del Día sin Coches. Al mismo tiempo, según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, los viajes en metro han aumentado un 3% y los desplazamientos en Bicing un 19%.

Otra de los beneficios ha sido que en el cruce de las calles Borrell y Tamarit, donde se ha cortado la circulación, los índices de contaminación han disminuido un 17% y los de ruido un 3% respecto a los días previos. A lo largo del día se han llevado a cabo 76 cortes de calles secundarias y de ámbito local, de los cuales 30 han tenido lugar durante la mañana, 32 durante la tarde y 14 han sido cortadas todo el día.

ACTIVIDADES LÚDICAS

Los cortes de tráfico han dado paso a más de un centenar de actividades ciudadanas que se han desarrollado con normalidad, excepto en una quincena de ubicaciones donde la programación se ha tenido que suspender o trasladar debido a la lluvia. Asimismo, se han realizado dos restricciones de tráfico en dos calles principales, Via Laietana y Gran de Gracia, donde se ha restringido el paso al vehículo privado priorizando el paso del transporte público.

Un total de 8.000 escolares han participado en las actividades en la calle. La concejala de Movilidad, Mercedes Vidal, ha destacado la importancia de esta celebración para mostrar cómo puede ser una ciudad "más pacificada, más sostenible y más segura".

Vidal, que ha valorado positivamente la celebración de la jornada, ha afirmado: "la idea es ir más allá en esta nueva movilidad que estamos ensayando y ver qué pasa en una calle cuando dejan de pasar coches y la aprovecha la ciudadanía".