Los días de alta contaminación, Barcelona cobrará dos euros extra por estacionar en las áreas verde y azul de la ciudad. Así lo ha promovido y sacado adelante este viernes el gobierno municipal en el pleno del Ayuntamiento con el apoyo de ERC, CUP y del regidor no adscrito, Gerard Arduny. PP y Ciutadans han votado en contra mientras que el Grup Demòcrata se ha abstenido.

Así, el equipo de gobierno pretende cobrar dos euros extras por hora que se sumarían a la tasa reglamentaria en la zona azul y la zona verde, pero solo los días de periodo de elevada contaminación aérea, que según el consistorio son de dos a tres jornadas anuales. Eso sí, la medida no afectará a los residentes como tampoco a los vehículos ECO y de emisiones cero.

La medida surge de la modificación de la tasa por el estacionamiento regulado de vehículos en la vía pública que se ha planteado en el consistorio junto a otras tres ordenanzas fiscales también modificadas. En este caso concreto, la propuesta ha sido trabajada en la Mesa contra la contaminación del aire en Barcelona, una de las principales cruzadas del actual equipo de gobierno. Pero el Ayuntamiento todavía no puede cantar victoria.

La propuesta se ha aprobado en sede municipal, pero para que sea definitiva tendrán que pasar 30 días hábiles. Desde el momento en el que se publique la medida en el Butlletí Oficial de la Provincia se podrán presentar alegaciones a la misma. Si este supuesto no sucede, el gravamen será una realidad aunque todavía no se ha especificado a partir de qué fecha.

VETO A LOS VEHÍCULOS CONTAMINANTES

La nueva medida se suma así a la propuesta municipal de impedir la circulación de vehículos altamente contaminantes los días que el estado del aire pueda suponer un peligro para la salud.

La restricción afectará a 128.067 vehículos de más de 20 años vetados los días laborables tanto en la capital catalana como en otros 40 municipios del área metropolitana por tal de mejorar la calidad del aire. Empezará a aplicarse a partir del 1 de diciembre de este mismo año los días de mayor polución, pero no será hasta 2019 que el veto será permanente.