Los trabajadores del Zoo de Barcelona han podido recuperar ocho de las aves que escaparon la noche del miércoles después de que alguien se introdujera en las instalaciones y forzase y abriese la puerta de la instalación Doñana.

Por contra, cuatro de las aves siguen desaparecidas, según ha informado el ayuntamiento este viernes. Concretamente, se busca un ejemplar de Ibis escarlata, un Morito común y dos de Espátula común, que no suponen ningún riesgo para la población humana. 

En el recuento de las aves de esta instalación que reproduce el ecosistema de los humedales mediterráneos en el Zoo de Barcelona, que se hizo este jueves por la mañana, se echaron en falta 12 aves (dos ejemplares de Avefría armada, cinco de Espátula común, tres de Morito común y dos Ibis escarlata)

NADIE HA REIVINDICADO EL ATAQUE

Ningún grupo ni plataforma ha reivindicado el ataque al Zoo de Barcelona, por lo que desde la dirección del parque creen que se trata de una acción vandálica. Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana estudian el caso, aunque en el sector donde se han producido los hechos no hay cámaras de seguridad. “Este incivisimo no lo entendemos”, ha expresado sorprendido el conservador de aves, Miquel Sierra.