Gas Natural Fenosa y Balearia concluyeron con éxito este domingo en el Puerto de Barcelona la primera carga -bunkering- de gas natural licuado (GNL) para el ferry Abel Matutes, que opera en la ruta entre la capital catalana y Palma de Mallorca. Ambas compañías desarrollan un proyecto pionero en España que consiste en la instalación de un motor auxiliar de gas natural con el objetivo de reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire.

Esta carga supone un hito para el proyecto, ya que se trata de la primera operación de estas características que tiene lugar en el Puerto de Barcelona. Una vez finalicen las pruebas pertinentes, el barco podrá operar con el motor auxiliar de GNL tanto en las inmediaciones del enclave barcelonés como del de Palma de Mallorca.

El director general de Negocios Minoristas de Gas Natural, Daniel López Jorda, destacó que con esta iniciativa la compañía “sigue impulsando el uso del gas natural como carburante alternativo para el transporte de personas y mercancías, ayudando a mejorar la calidad del aire y reemplazando los más contaminantes”.

BARCOS MÁS EFICIENTES

“Con este proyecto hacemos el primer paso efectivo en nuestra apuesta para el uso de este combustible, que también será el que propulsará el smartship que estamos construyendo”, añadió el presidente de la naviera, Adolfo Utor. Según el directivo de Baleria, esto convierte a la compañía en “pionera en el uso del GNL en España”.

Esta nueva tecnología permite una reducción de las emisiones del barco y un ahorro anual de 4.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2). También supondrá un ahorro de más de 60 toneladas de óxido de nitrógeno (Nox) y seis toneladas de óxido de azufre (Sox).

El nuevo motor está totalmente integrado en la planta eléctrica del barco y puede funcionar con cualquiera de los auxiliares propios y sin impacto visual. Asimismo, se ha instalado una tanque con 30 metros cúbicos de capacidad, que da una autonomía de una semana.