Hace casi un año Barcelona se declaró "ciudad libre de delfines en cautividad". ¿Totalmente libre? Todavía no. Quedan cuatro delfines mulares en el Zoo de Barcelona y el Ayuntamiento lleva meses buscando una salida para este grupo de cetáceos. La próxima semana ha organizado un seminario junto a la entidad Submon, que realiza proyectos de conservación, estudio y divulgación del medio marino, para debatir sobre la mejor opción para este caso concreto y elaborar un programa de estudio para seguir a los cetáceos que viven cerca del litoral barcelonés.

Bajo el título Taller sobre el delfín mular - Una visión general de estudios, alternativas y criterios a ser considerados cuando cierra una instalación cautiva', se elaborará un protocolo de toma de decisiones para otras ciudades o entidades que quieran dejar de tener a cetáceos en cautividad y que incluya pasos a dar, normativas, alternativas y toma de decisiones.

Los delfines del Zoo de Barcelona ya no participan en espectáculos de ocio / ZOO DE BARCELONA

LOS TRABAJADORES PIDEN QUE SE QUEDEN

Nada más conocerse la proclamación de Barcelona como una ciudad libre de delfines en cautividad, trabajadores y cuidadores del Zoo de Barcelona pidieron al Ayuntamiento que, en lugar de trasladar a los cuatro ejemplares que quedan (otros dos fueron enviados al Oceanogràfic de Valencia en septiembre de 2016), les permitan terminar sus días en la ciudad.

El conservador de mamíferos del Zoo, Pablo Cermeño, y el biólogo cuidador del Zoo, Raúl Cabrera, enviaron dos cartas públicas a los medios de comunicación para asegurar que si se adecúan las instalaciones, ahora "anticuadas", los animales estarían bien tratados y cuidados hasta el final. De lo contrario, Barcelona estaría cayendo en una contradicción al no querer delfines en cautividad en su zoo, pero sí los haya en otros lugares.

Entre los ponentes del seminario destaca Erich Hoyt, un auténtica eminencia en el mundo de los delfines, ballenas y en la protección del hábitat marino y que será el encargado de abrir el marco teórico. Hoyt ha escrito más de 20 libros de carácter académico, publicados en más de 25 países y que se consideran la "biblia" sobre la conservación de cetáceos.