Los Mossos d'Esquadra han detenido este lunes a tres estudiantes por su presunta implicación en altercados durante la manifestación del pasado 2 de marzo en Barcelona, cuando más de 4.000 estudiantes marcharon para reclamar a la Generalitat la reducción de un 30% de las tasas universitarias y la equiparación del precio de los grados y másters.

Según ha informado la policía catalana en un comunicado, se trata de dos hombres de 21 y 23 años y una mujer de 24 y se les atribuyen delitos de daños y desórdenes públicos. Los Mossos les acusan de haber provocado daños en una entidad bancaria de Via Laietana y quemado un contenedor en medio de la calle Pelai, y mantienen la investigación abierta.

Desde el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) han confirmado que los tres detenidos son miembros del sindicato, concretamente de la UB Raval y el Campus Diagonal, y han convocado una concentración a las puertas de la comisaría de Les Corts a las 17.30 horas.

En un comunicado, el sindicato ha lamentado que las "fuerzas represoras criminalizan el movimiento estudiantil, que lo único que hace es luchar por una educación en manos de las clases populares". "No nos harán callar, sus coacciones, amenazas y detenciones ya no nos dan miedo", han apostillado