Aunque en su uniforme lucen el mismo logo del Ayuntamiento que sus compañeros del servicio municipal, su realidad laboral, a menudo poco conocida, es radicalmente diferente. 14 trabajadores con discapacidad empleados por las empresas subrogadas encargadas del mantenimiento de las jardineras de Barcelona denuncian graves discriminaciones salariales respecto a sus homólogos contratados directamente por el consistorio. En cifras, estas discriminaciones suponen que, por las mismas tareas, los primeros trabajadores perciban menos de la mitad del sueldo que sus compañeros, lo que supone una diferencia anual de 10.000 euros

Por eso, este grupo de trabajadores ha iniciado una campaña en change.org en la que reclama al Ayuntamiento de Barcelona condiciones laborales dignas acabando con la subrogación de este servicio y municipalizándolo. Concretamente, las empresas adjudicatarias a cargo del mantenimiento de las jardinerias son Centros Especiales de Trabajo (CET) de carácter privado, que, en teoría, deben promover la inserción laboral de personas con discapacidad física e intelectual. Sin embargo, como denuncia el responsable del Acción Sindical de la Administración local de FSC-CCOO, Salvador Lara, actualmente grandes corporaciones se agrupan bajo esta tipología empresarial con el obdjetivo de reducir costes y acceder a subvenciones públicas.

Como explica Laureà, uno de los 14 empleados de estos CET, pese a que en el colectivo “hay miedo a posibles represalias”, se han visto obligados a dar un paso adelante y lanzar esta campaña para denunciar sus condiciones porque “la mayoría de nosotros tenemos familias y vemos que, trabajando en un servicio público, no llegamos a fin de mes”. Si se han movilizado ahora, continúa, es porque recientemente concluyó el contrato que adjudicaba los servicios a estas empresas y, pese que actualmente está vigente un contrato puente de cinco meses (prorrogable a cuatro más), esperan que haya cambios de cara a la nueva licitación.

xparcs jardins conservacio.pagespeed.ic.gxNHYGHwUS

APOYO TOTAL DEL COMITÉ DE 'PARCS I JARDINS'

Aunque ellos solo son 14, tienen el apoyo del comité de empresa de Parcs i Jardins de Barcelona, que hoy mismo se ha manifestado frente a Plaça Sant Jaume para alertar del “desmantelamiento de sus puestos de trabajo" y pedir la municipalización de los servicios en manos de CET.

En una rueda de prensa que ha contado con el apoyo de la CUP-Capgirem, los trabajadores de la empresa pública han aplaudido las medidas del primer año de legislatura de Ada Colau, pero han lamentado que el segundo año no haya servido para solucionar “los conflictos heredados de los anteriores gobiernos”.

De hecho, los trabajadores han alertado de que Parcs i Jardins se enfrenta a otros problemas que no parecen revertirse como el envejecimiento de la plantilla, el nepotismo y el aumento de los contratos temporales, que cifran en un 40%.

COMPROMISO DE REVISAR LA SITUACIÓN

Por su parte, desde el Ayuntamiento aseguran que Gobierno municipal tiene la intención de revertir el desmantelamiento del sector. Para ello, afirman estar trabajando en el desarrollo de un plan de internalizaciones y estudian su aplicación en servicios de gestión directa municipal.

Los trabajadores de estos centros confirman haberse reunido con el responsable del Institut Muncipal de Parcs i Jardins, Frederic Ximeno, quien en un primer momento se comprometió a revisar la situación, pese a que aún están a la espera de conocer qué ocurrirá con la próxima licitación.

Así mismo, fuentes del Ayuntamiento afirman que trabajan en la ejecución de medidas para resolver a las problemáticas hoy expuestas por los empleados de Parcs i Jardins durante este mismo año, aunque no han especificado que estén destinadas a revertir la situación denunciada por los 14 empleados de los CET.