Tras la escalada de tensión de los últimos días, Societat Civil Catalana (SCC) ha hecho un llamamiento a que la Cataluña "silenciada" se movilice el domingo 8 de octubre en su manifestación en Barcelona. Durante la presentación de la convocatoria, los dirigentes de la entidad han pedido "diálogo" a la Generalitat aunque han rechazado que haya mediación.

En rueda de prensa, los vicepresidentes de SCC Álex Ramos y Miriam Tey han desgranado los detalles de la manifestación que el domingo 8 de octubre saldrá a las 12 horas en plaza Urquinaona y recorrerá toda la Via Laietana hasta la Estación de Francia, bajo el lema "Prou! Recuperem el seny".

Ramos ha cargado contra el proceso independentista promovido por el "Govern y sus entidades afines", que "han pretendido construir una nación y después crear desde la ilegalidad y la unilateralidad un estado que diera acogida a esa nación independentista y con muchos síntomas de tipo supremacista" y con "tics de totalitarismo".

Por ello, han apelado a la "mayoría silenciosa" de catalanes, que más bien han calificado de "silenciados". "Hasta ahora no hemos podido manifestarnos y lo haremos el domingo para decir basta. Recuperemos la sensatez. Y para decir sí a la convivencia, sí al pluralismo, sí a la solidaridad. Vamos a decir que estamos unidos por la democracia y el respeto a las instituciones".

A la manifestación se han adherido un total de 25 entidades, así como partidos como PP o Ciudadanos -el PSC no se ha sumado, pero ha animado a sus militantes a asistir-, mientras que han confirmado su asistencia diversas personalidades, entre ellos el premio Nobel Mario Vargas Llosa, la cineasta Isabel Coixet y el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, que leerán el manifiesto final.

Los dirigentes han pedido al presidente catalán que devuelva Cataluña a la "normalidad" y deje los "chantajes", y en este sentido han defendido que se debe "dialogar" entre gobiernos, pero en ningún caso mediante una mediación: "Para mediar debe haber un conflicto en igualdad de circunstancias. Aquí no hay conflicto. Hay unos señores que no cumplen con la democracia y el Estado de Derecho".