La justicia belga ha decidido dejar en libertad, aunque imponiendo medidas cautelares, al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y a los cuatro exconsellers que le acompañan en Bélgica, Antoni Comín, Dolors Bassa, Lluís Puig y Meritxell Serret.

La decisión del juez encargado del caso se ha producido tras interrogar uno a uno a los cinco políticos, que han permanecido toda la tarde en las dependencias de la fiscalía general de Bruselas.

Entrada la noche, el juez ha hecho pública su decisión de dejarlos en libertad, aunque les ha impuesto medidas cautelares, como la prohibición de abandonar territorio belga y la obligación de presentarse ante la justicia en el momento en que sean citados. El juez belga ha decidido que no hay motivos para que el expresidente de la Generaliatat y los cuatro exconsellers ingresaran en prisión a la espera de que la justicia belga tome una decisión respecto a la orden de detención y entrega solicitada por la Audiencia Nacional de España.

Con esta decisión, Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers podrán tomar parte activa, si así lo desean, en la campaña electoral de cara a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, aunque tendrán que hacerlo sin abandonar eñ territorio belga. Puigdemont ya ha manifestado su voluntad de encabezar la lista de su partido.