Unas 950.000 personas, según Societat Civil Catalana (SCC), se han manifestado este domingo en Barcelona para reivindicar la unidad de España. Bajo el lema “Prou! Recuperem el seny”, la manifestación ha partido de plaza Urquinaona y ha bajado por Via Laietana hasta la Estació de França, donde ha tenido lugar el acto final de la concentración con numerosos representantes partidos políticos y entidades. La Guàrdia Urbana ha cifrado en 350.000 personas los asistentes, por lo que se trata una de las primeras manifestaciones en las que SCC da una cifra superior a la de la policía barcelonesa.

El escritor y premio Nobel Mario Varga Llosa ha sido uno de los encargados de hacer un discurso al término de la movilización. "La democracia española está aquí para quedarse. Estamos aquí para parar al nacionalismo destructivo”, ha dicho ante una multitud plagada de banderas catalanas, españolas y europeas. “Es la mejor demostración de que hay un sector muy amplio de catalanes que no se sienten representados por los independentistas, que no quieren el golpe de Estado que está propiciando el Govern”.
 


CONSIGNAS CONTRA PUIGDEMONT

La manifestación se ha desarrollado sin grandes incidentes, excepto algún episodio de tensión con un camión de Bombers de Barcelona. Los manifestantes han realizado el recorrido entre gritos de “Puigdemont a prisión”, "Yo soy español" o "Viva España, viva Cataluña y viva la Guardia Civil". A su paso por la Jefatura Superior de Policía en Via Laietana, han aplaudido a los agentes y gritaban "No estáis solos".

Manifestantes muestran carteles de apoyo a la policía en Barcelona / EFE/Marta Pérez

Las pancartas desplegadas, además de pedir seny, también reclamaban más contundencia a Mariano Rajoy ante el desafío de la Generalitat y que ni se plantee negociar con los independentistas. "155 ya", "Golpe ¡no!" y "¡La unidad de España no se vota ni se negocia! ¡Se defiende!" han sido algunas de las más celebradas. En un ambiente festivo, los manifestantes han llegado a Estació de França sobre las 14:00 para celebrar el fin de la concentración.

REACCIONES POLÍTICAS

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, ha sido uno de los primeros políticos en reaccionar a la histórica manifestación celebrada en Barcelona, la mayor de los llamados constitucionalistas o unionistas. "Hoy es el segundo momento histórico en el que toda España está saliendo a la calle para defendernos de un golpe de Estado", ha comentado en relación a la protesta que hubo tras el asesinato del concejal del PP en Euskadi Miguel Ángel Blanco.

La cabecera de la multitudinaria manifestación en Barcelona / EFE/Marte Pérez

Por su parte, Albert Rivera (Cs) ha pedido más contundencia a Rajoy y ha celebrado la masiva asistencia a la protesta: "Aunque el Gobierno ha parado, los ciudadanos sí que están en la calle, porque España no va a quedarse parada frente unos golpistas que quieren quitarnos nuestros derechos, nuestra nacionalidad y nuestro pasaporte". La líder de Cs en Catalunya, Inés Arrimadas, se ha mostrado muy “orgullosa” de la capacidad de la gente ante el “despropósito” de la Generalitat.

PROCEDENTES DE TODAS PARTES

La manifestación unitaria ha congregado a cientos de miles de barceloneses y catalanes contrarios a la independencia, aunque también ha asistido personas de toda España. Unos 180 autocares han sido fletados desde distintos puntos del país y líderes políticos como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, han querido asistir a la concentración para mostrar su apoyo. Societat Civil Catalana ha asegurado que unos 10 autocares han salido de Madrid y otros 60 del resto de Catalunya.