Los taxistas de Barcelona han realizado una huelga este miércoles de 10 a 14 horas para reclamar el cumplimiento de la ratio de una licencia de VTC por cada 30 de taxis. Las licencias VTC sirven a diversas aplicaciones, como Cabify o Ubber, para operar en España.

Entre las reivindicaciones de los taxistas también se encuentra el aumento del IVA para los vehículos VTC, al considerarlos servicio de lujo, y que se regule mejor este tipo de licencias, para que lleven un distintivo homogéneo en todo el estado, que no se puedan ceder las licencias y que se sancione la especulación con las mismas.

Durante la huelga, los taxistas se han manifestado por las calles de Barcelona. La protesta ha arrancado a las 10:30 de Plaza Catalunya y se ha dirigido a pie hasta la Delegación del Gobierno. Allí, en el cruce de las calles Mallorca y Roger de Lluria, han leído un manifiesto que posteriormente pretendían entregar al Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Las protestas, además de en Barcelona, también se celebran en otras ciudades españolas como Madrid, Málaga o Valencia. Los taxistas amenazan con que si la protesta no surge efecto, celebrar nuevas reivindicaciones. Ya hay programadas al menos tres fechas más con “un incremento de la intensidad”. El 30 de mayo se celebrará una marcha multitudinaria en Madrid con marchas lentas hacia la capital desde toda España; el 29 de junio habrá concentraciones en todas las ciudades y paro nacional; y el 31 de julio otra manifestación en Madrid con nuevas marcha lentas desde las ciudades y un paro general.

La mayoría de asociaciones del taxi se han unido a la convocatoria de paro, como ya ocurrió hace un mes, cuando el 16 de marzo se concentraron en Arc de Triomf para protestar por el mismo motivo.