Ocho y media de la mañana en la plaza del Mar, en la Barceloneta. Una marea de corredores se agolpa frente al Club Atlètic Barceloneta. A las nueve está prevista la salida del Correbarri, la carrera en la que se enfrentan por equipos los diez distritos de Barcelona: Ciutat Vella, Eixample, Gràcia, Horta-Guinardó, Les Corts, Nou Barris, Sant Andreu, Sant Martí, Sants-Montjuïc y Sarrià-Sant Gervasi. Este año han tomado la salida más de 3.800 atletas.

El Correbarri es la carrera popular más colorista de las que se celebra en la ciudad. Cada equipo –distrito-- lleva la camiseta del mismo color. La de Sant Martí es azul; la de Gràcia, magenta; la de Ciutat Vella, negra; la de Sants-Montjuïc, blanca…  Los atletas pueden escoger el distrito por el que corren. No es obligatorio residir en la zona que se escoja, pero son muchos los que deciden defender el lugar donde viven o trabajan.

En la sexta edición, el equipo vencedor ha sido el de Sant Andreu, que repite victoria tras la del año pasado. En las cuatro primeras ediciones se impuso Sant Martí. Al ganador se le hace entrega de la copa Orejuda. El conjunto que se impone tres años consecutivos o cinco alternos se queda la copa en propiedad. Por ahora, Sant Martí es el único equipo que lo ha conseguido. El trofeo se exhibe en la sede del distrito.

Los participantes acaban exhaustos pero satisfechos / JS

Los participantes deben correr 10 kilómetros. La prueba, muy llana, sale del paseo de Joan de Borbón en dirección a Colón. Tras dar la vuelta cerca del monumento, la marea multicolor toma el paseo Marítim, pasa junto a la estación de França, sube hacia el Arc de Triomf y baja por las calles de Buenaventura Muñoz y de Pujades hacia los paseos de Picasso y de la Circumval·lació.

Posteriormente, la carrera entra en la Vila Olímpica por las calles de Ramon Trias Fargas y de Salvador Espriu, y regresa al barrio marinero por la ronda del Litoral y el paseo de la Barceloneta hasta la plaza del Mar, donde está la meta.

GANA EL OLÍMPICO CARLES CASTILLEJO

Aunque el Correbarri es una carrera por equipos, también hay ganadores individuales. En la categoría masculina se ha impuesto el atleta olímpico, Carles Castillejo, con un tiempo de 31’47’’, mientras que en la femenina ha ganado Sílvia Segura, con una marca de  38’15”.  El comisionado de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, David Escudé, ha acabado la carrera con un excelente tiempo de 43’01’’.

Joan Aldana dice que le gusta el Correbari porqué es un carrera distinta, con mucho color. “Te sientes identificado con la camiseta que llevas”, subraya el atleta popular, que ha defendido los colores del distrito de Sant Martí, donde trabaja.

Los vencedores de la edicicón de este año, en el podio / JS

Patricia Mestre, que ha corrido por Gràcia, destaca también el colorido de la carrera y el recorrido llano, “especialmente el tramo final que se hace junto al mar”. Asimismo, Mestre alaba la entrega de dorsales que se hace en la Antiga Fàbrica Damm de la calle de Rosselló, en el Eixample, los dos días previos a la prueba. Allí, los atletas pueden participar en distintas actividades –como caricaturas o decoración de galletas de la familia pastelera Escribà-- y degustar una cerveza de la conocida marca.