Las flores rojas, amarillas y blancas han sido junto con el azul por la paz los colores de la manifestación. Barcelona se ha echado a la calle con mensajes por la paz, con mensajes críticos con las autoridades y con un único grito común: "No tinc por".

La cita ha congregado a medio millón de personas que han dejado miles de imágenes a su paso por Jardinets de Gràcia, passeig de Gràcia, plaça de Catalunya y La Rambla. Imágenes para la historia que hablan por sí solas.