Albano Dante Fachin ha presentado su dimisión como secretario general de Podem Catalunya. Es el punto final a una trayectoria marcada por los desencuentros entre Dante Fachin y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que se han acrecentado en los últimos tiempos por el apoyo de Fachin a los partidos independentistas.

El ya ex secretario general de la marca de Podemos en Catalunya ha asegurado que ya ha inscrito un nuevo partido que podría usar para formar algún tipo de frente con los partridos independentistas.

De hecho, Dante Fachin ha reconocido que ya ha mantenido contactos con partidos independentistas, como ERC, la CUP y Procés Constiuent, para intentar llegar a posibles acuerdos, aunque ha descartado que vaya a fichar por ninguno de estos partidos: "Yo no ficharé para un partido para ir a las elecciones del 21-D", ha asegurado.

Las diferencias entre Fachin e Iglesias vienen de lejos y empezaron cuando el secretario general de Podem no quiso formar parte de Catalunya en Comú, partido en el que se unieron Barcelona en Comú, de Ada Colau, Iniciativa per Catalunya Verds y Esquerra Unida i Alternativa. La dirección nacional de Podemos era partidaria de unirse al nuevo partido para aprovechar el tirón de Ada Colau, pero finalmente Dante Fachin se salió con la suya.

Sin embargo, los filtreos de Fachin con los partidos independentistas en las últimas semanas han colmado el vaso de la paciencia de Pablo Iglesias, que ha puesto en marcha la maquinaria del partido para relegar a Fachin de su cargo, aunque este ha preferido dimitir antes de que le echarán.

De todas formas, la marcha de Fachin no ha servido para apaciguar las aguas en el seno de Podem. 90 de las 120 confluencias del partido en Catalunya han pedido a las bases que voten 'no' al proyecto de unirse a Catalunya en Comú, en una clara muestra de desafío a los postulados de Pablo Iglesias.