El equipamiento municipal barcelonés conocido como el Casal de Joves de Les Corts fue utilizado este jueves por el Comité de Defensa de la Républica (CDR) del distrito barcelonés de Les Corts para impartir entre sus miembros “formación antirepresiva” con el visto bueno y el permiso del gobierno municipal de Ada Colau. Los CDR son grupos radicales independentistas, vinculados a la CUP, y que fueron responsables de la mayoría de cortes de vía y bloqueos de carreteras de la huelga del 8-N.

En el curso, publicitado por las redes sociales, se instruyó a los asistentes en las técnicas básicas para hacer frente a lo que elllos denominan “presiones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado” durante un acto de protestas y las reglas básicas de la resistencia pasiva. Además, en este tipo de curso se detallan los pasos a seguir en caso de detención, se informa a los asistentes de sus derechos y se les explica cómo deben actuar en el caso de que participen en manifestaciones, piquetes de huelga o concentraciones.

Convocatoria del curso en redes sociales

Interpelado por un vecino durante la celebración de la audiencia pública de Les Corts, celebrada el mismo jueves por la noche, el concejal del distrito de Les Corts, Agustí Colom (Barcelona en Comú) respondió que si el local -situado en la calle de Dolors Masferrer- había sido cedido al CDR es “porque cumplía con los requisitos” que se exigen a todas las entidades y colectivos que quieren hacer uso de un equipamiento municipal. Después del curso de formación, el CDR celebró una asamblea abierta en la plaza de Comas, en el mismo distrito.