Miles de personas han llenado la tarde del sábado las calles de Barcelona para reclamar la libertad de los exconsellers y los presidentes de Òmnium y la ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. Han sido más de 750.000 personas, según los datos facilitados por la Guàrdia Urbana. La marcha ha colapsado la calle de la Marina, desde la Sagrada Família hasta la Vila Olímpica. 

La manifestación, que ha empezado en la confluencia de la Marina con Pujades, la ha organizado las entidades soberanistas ANC y Òmnium. El lema de la manifestación era Llibertat presos polítics. Som república. La convocatoria ha transcurrido de manera totalmente pacífica

A primera hora de la tarde, antes de empezar la manifestación, la calle de la Marina ya estaba repleta de gente. Hasta Barcelona se han desplazado más de 900 autocares desde distintos puntos de Catalunya para protestar, también, por la aplicación del artículo 155 y la suspensión del autogobierno. Joan dice que no es independentista y se manifiesta porque "esto no va de secesionismo, sino de democracia".

MÁS ALLÁ DE LA SAGRADA FAMÍLIA

Los manifestantes han acudido con centenares de banderas independentistas. Cuando ha empezado la marcha, la Guàrdia Urbana ha cortado el tráfico en la Diagonal, a la altura del paseo de Gràcia, por la gran afluencia de gente.

La cola de la manifestación llegaba hasta la calle de Sant Antoni Maria Claret con Marina, dejando atrás la Sagrada Família, mientras que miles personas se agolpaban junto a la avenida de la Icària, en la Vila Olímpica. El vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoverro, ha asegurado que la manifestación tenía una longitud de 3,3 kilómetros, "lo que equivale a 33 travesías del Eixample".  

La marcha ha avanzado muy lentamente por la gran afluencia de personas que no han cesado de corear gritos como "Puigdemont, el nostre president" o "Llibertat presos polítics". También se han podido leer pancartas con lemas como Prou humiliacions, prou mentides, Exigim respecte i dignitat o SOS Democracy.

manifestacion

Un grupo de manifestantes en la calle Marina / EUROPA PRESS

En la parte delantera de la marcha se han situado los familiares de las personas encarceladas, y un poco detrás, en otra cabecera, los cargos políticos. Han asistido, entre otros, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; Josep Lluís Cleries y Neus Munté (PDeCAT), Benet Salellas y David Fernàndez (CUP), Elisenda Alamany (Catalunya en Comú), Andoni Ortuzar (PNV), y Albano Dante Fachin (exlíder de Podem). La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, no ha asistido por consejo de sus abogados. Forcadell salió de la cárcel el viernes después de pagar la fianza de 150.000 euros.

En la manifestación se ha leído algunas cartas escritas por los exconsellers y los presidentes de Òmnium y la ANC. Lo han hecho algunos familiares y amigos. La lectura se ha hecho en un escenario situado en la confluencia de las calles de Marina con la avenida de Icària. La lectura se ha iniciado después de que sonase El cant dels ocells de Pau Casals.

LECTURAS DE FAMILIARES

Anna Forn, la hija del exconseller de Interior Joaquim Forn, fue la primera en leer la carta de su padre, que ha dicho: "No es el momento de la diferencia, es el momento de la máxima unidad. La paz, la democracia y la libertad son los valores que dan fuerza a Catalunya".

Las exconselleras Dolors Bassa y Meritxell Borràs, internadas en Alcalá Meco, han agradecido, a través de su familiares, el apoyo recibido, y el exconseller de Justícia, Carles Mundó, ha recordado: "Somos cívicos, somos gente de paz y defendemos la libertad de Catalunya".

Marta Turull, hija del exconseller Jordi Turull, ha leído la carta de su padre y, entre otras cosas, ha destacado: "Nos han encarcelado injustamente", mientras que el exvicepresidente Oriol Junqueras ha asegurado: "Somos la cabeza de turco" y "la semilla de la República".

En la manifestación también se han oído las palabras de Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, a través de su pareja, Txell Bonet: "Nos han querido aislar y nos han unido todavía más". Y las del presidente de la ANC, Jordi Sànchez. La carta la leyó su hija, Abril: "Nuestra fuerza es vuestra unidad", ha señalado.

También se han proyectado vídeos con mensajes grabados por el expresident Carles Puigdemont y los exconsellers que le acompañan en Bruselas, Toni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí. Puigdemtont ha apuntado: "No nos dejemos atemorizar ni atenazar por aquellos que querrían imponer la ley del 155". El expresident también ha lanzado un mensaje a Europa para que "deje de mirar hacia otro lado".

La marcha ha concluído con las palabras del portavoz de Òmnium, Marcel Mauri, y del vicepresidente de la ANC, Agustí Alcoverro. Mauri ha dicho: "No nos mueve el odio sino las ansias de libertad". Y Alcoverro ha manifestado: "La existencia de presos políticos es una ofensa para los ciudadanos. Pone de manifiesto la deriva autoritaria de España".