El curso escolar ha arrancado en Barcelona con uno de los proyectos estrella del gobierno de Ada Colau. El nuevo sistema tarifario de las Escoles Bressol Municpals (EBM) ha empezado a aplicarse este mes de septiembre y ya existen los primeros datos sobre cómo está afectando a las familias barcelonesas.

Según las primeras cifras del Ayuntamiento, el 60% de los padres y madres pagará este curso una cuota menor a la que habría abonado con el sistema anterior, mientras que un 10% desembolsará la misma cantidad. Por contra, el 30% de las familias (unas 2.450 de un total de 8.200) sufrirá incrementos de entre 40 y 100 euros respecto a años anteriores. 

Hasta ahora, el coste de las guarderías era de 289 euros mensuales independientemente de la renta de las familias. Con el nuevo sistema tarifario pasa a costar desde 50 euros para los tramos de renta más bajos a 395 euros para los más altos. “Era importante introducir criterios de equidad para universalizar el acceso a las guarderías y que ninguna familia se sintiera excluida”, ha explicado este jueves la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, que ha calificado de positiva la nueva tarificación, pero ha reconocido que dará resultados "en los próximos dos o tres años".

Ante las críticas de algunas familias, que acusan al Gobierno municipal de penalizar a la clase media, Ortiz ha asegurado que los datos son concluyentes y que se tiene que ver la fotografía completa: "Un 72% de las familias se ha beneficiado o se ha quedado igual con el nuevo sistema tarifario". Respecto a los que pagan más que antes (295 euros), el 7,5% de los padres desembolsará 40 euros más al mes, el 10% abonará 75 euros y el 11,9% -unas 975 familias- pagará la tarifa máxima de 395 euros. 
 

Sistema tarifario de las guarderías


CRÍTICAS A LA GENERALITAT

Lejos de tener un afán recaudatorio, el nuevo sistema tarifario costará a las arcas municipales 800.000 euros adicionales. Ortiz ha recordado que Barcelona no recibe "ni un euro" para la educación infantil de parte de la Generalitat desde el año 2012, a pesar de que tendría que abonar "una tercera parte" del gasto total.

"Es urgente e inaplazable que se recupere la financiación y estamos dispuestos a hablar de calendarios (con la Generalitat), pero no puede ser que se abran debates sobre el futuro de esta etapa y, a la vez, se continúe castigando las familias", ha aseverado. En este sentido, ha desvelado que Ayuntamiento y Generalitat tenían previsto reunirse en el mes de julio para abordar la financiación, pero se anuló el encuentro desde el otro lado de la Plaça Sant Jaume.

SANT MARTÍ, A LA CABEZA

Las 98 guarderías municipales que hay en Barcelona acogerán este curso un total de 8.200 alumnos. El distrito con más niños y niñas de 0 a 3 años es Sant Martí (1.586 alumnos en 17 centros educativos), seguido por Horta-Guinardó (1.112 en 14) y Nou Barris (987 en 13). Por contra, Sarrià-Sant Gervasi (493 alumnos en 6 centros) y Les Corts (313 en 4) cierran la lista.