Los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven de 20 años que agredió a un conductor del metro de Barcelona. Le rompió una costilla y le causó varias contusiones, ha informado este viernes la policía catalana.

La agresión se produjo el pasado 14 de octubre en la parada de Zona Universitària de la Línea 3 de Metro, que es final de trayecto, cuando el joven golpeó sin motivo aparente al conductor fuera de la cabina.

Los Mossos abrieron una investigación que dio sus frutos gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad del metro, ya que los investigadores que trabajan en el suburbano identificaron al agresor porque era ya conocido por la policía.

Este joven tenía dos antecedentes policiales por un robo violento en el metro el pasado 28 de junio y por otra agresión fuera del suburbano el 23 de julio.

Fue detenido por la agresión al conductor el 6 de noviembre y, tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad.