El FCBarcelona tiene un principio de acuerdo verbal con Leo Messi para prorrogar su contrato hasta junio de 2022. Las dos partes no han firmado todavía ningún documento, pero el club que preside Josep Maria Bartomeu se ha comprometido a pagar unos 30 millones de euros netos al astro argentino en concepto de ficha, incluyendo una prima de fichaje en las negociaciones. La renovación de Messi le costará entre 55 y 60 millones de euros anuales al Barça, la misma cantidad que ingresará a partir del 1 de julio de Rakuten como nuevo patrocinador principal de la entidad.

Messi seguirá siendo el futbolista mejor pagado del mundo. El delantero internacional no tuvo prisa para negociar su continuidad. Esperó que el club cerrara las negociaciones para renovar a Neymar y Luis Suárez antes de presentar sus demandas a Bartomeu. En el plano económico ya hay acuerdo. El futbolista, sin embargo, también quiere las máximas garantías de que el Barça tendrá un equipo muy competitivo.

Rakuten sustituirá en verano a Qatar Airways. El club cerrará una alianza de seis años y medio con Qatar que ha reportado mucho dinero y no menos críticas. El nuevo patrocinador garantiza el pago de 55 millones de euros anuales hasta junio de 2021. El acuerdo contempla una prima de 1,5 millones por cada Liga ganada y de 5 millones por cada Champions que se gane en las próximas temporadas.

La junta directiva que preside Bartomeu desactivó, hace dos años, el acuerdo verbal que el exvicepresidente Javier Faus alcanzó con Qatar Airways por 60 millones de euros por temporada. Tras ganar las elecciones y proclamarse el Barça campeón de Europa en Berlín, el presidente pidió más dinero. Las tensiones con los responsables catarís subieron de tono, atenuadas con una renovación por una campaña que se firmó hace un año. La aerolínea catarí ratificó su alianza pero mantuvo los 35 millones de euros que abonaba por temporada, una cifra muy inferior a la que prometió Bartomeu. Meses después, el Barça firmaba un nuevo acuerdo con Rakuten.

EL ACUERDO CON NIKE

El Barça tuvo que conformarse con un acuerdo que no saciaba sus pretensiones. Mucho más satisfechos estaban en la cúpula del club con la última renovación del contrato de Nike, que pagará unos 100 millones de euros anuales, como sponsor técnico.

El dinero de Rakuten servirá para pagar a Messi, que jugará en el Barça hasta los 35 años. Desde 2008, el equipo gira alrededor del crack argentino. Él, además, es el mejor reclamo para muchas marcas comerciales vinculadas con la institución. Jorge Messi, el padre del futbolista, tuvo argumentos de sobra para presionar al club con el mejor contrato de la historia.

Messi será recompensado con un contrato al alza (el actual caducaba en junio de 2018). Deportivamente, en cambio, tiene más dudas porque el Barça ya no es la gran referencia del fútbol mundial. La plantilla se ha debilitado. Desde que Bartomeu ganó las elecciones en 2015, el club ha incorporado a ocho futbolistas y sólo uno, Umtiti, ha justificado su fichaje. Robert Fernández, el director deportivo, asume que el Barcelona tendrá que fichar a un lateral derecho, un central y un centrocampista con buen manejo del balón en los próximos meses. También contempla el regreso de Deulofeu. El problema es que no hay mucho dinero en la caja.