Sandro Rosell contempla desde la cárcel de Soto del Real como su situación se complica conforme se conocen nuevas informaciones que desvelan los trapos sucios de sus negocios. El expresidente del FCBarcelona mintió durante su mandato a los socios del club reiteradamente.

Las mentiras empezaron en diciembre de 2010, cuando anunció en la presentación del acuerdo de patrocinio del Barça con Qatar Fundation que había vendido hacía cinco meses su empresa, Bonus Sport Marketing (BSM), a un “grupo multinacional saudí”, según informa este domingo el diario Sport.

Esta afirmación dista de la información que aparece en el Registro Mercantil, donde consta Rosell como administrador único de la empresa hasta el 6 de junio de 2011, cuando vendió BSM a su presunto testaferro, Shahe Ohannessian, que fue detenido el mismo día que Rosell, el pasado 25 de mayo, y que se encuentra en libertad con cargos.

Las investigaciones de la jueza Carmen Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, revelan que Rosell habría blanqueado casi 15 millones de euros a través de diferentes entramados de sociedades radicadas en Andorra y España. El dinero corresponde a comisiones ilegales por organizar 24 partidos de la selección brasileña y habría repartido la cantidad con el expresidente de la Confederación Brasileña de Futbol (CBF), Ricardo Teixeira.

Cuando el Barça cambió de patrocinio y pasó a lucir en su camiseta la publicidad de Qatar Airways, Rosell salió al paso de los rumores sobre problemas con la justicia brasileña. El entonces presidente culé desmintió cualquier irregularidad indicando que “no quiero que ningún socio del Barça tenga ninguna duda de que su presidente es honesto, legal, transparente y que lo tiene todo declarado”, algo que ahora parece.

ORDEN DE DETENCIÓN SOBRE TEIXEIRA

La investigación de la justicia española salpica también al 'socio' de Rosell Ricardo Teixeira, a quien, según una información de Crónica Global, la Fiscalía española ha pedido a la jueza Lamela que dicte una orden internacional de detención.

La petición de la Fiscalía se realizó el pasado 9 de junio y la UDEF le considera el principal artífice del entramado de comisiones ilegales derivadas de la CBF. La justicia norteamericana así lo cree también y le está investigando por delitos similares a los que le vinculan a Sandro Rosell.