El FCBarcelona ha decidido suspender el partido de fútbol de primera división que debía jugar en su campo contra la UD Las Palmas, debido a los graves altercados ocurridos este domingo en toda Catalunya por las cargas policiales contra ciudadanos que trataban de defender la celebración del referéndum de autodeterminación. La decisión, tomada por la directiva, ha sido rechazada por los jugadores, que han decidido saltar al campo. Minutos antes de la celebración del encuentro, el vicepresidente del área institucional, Carles Vilarrubí, ha anunciado su dimisión.

El FCBarcelona ya había pedido esta misma mañana la suspensión del partido a la Federación, que no veía motivos para proceder de esta manera. Ante la falta de respuesta por de la Junta de Seguredad de Catalunya, que es la que engloba a todos los cuerpos de seguridad tanto del Estado como de Catalunya, y que debía realizar el informe que podía suspender el partido, el club ha optado por tomar la decisión unilateralmente.

La RFEF no ha dado por suspendido el partido, pese a que a poco más de una hora del inicio el Camp Nou continua cerrado. Los jugadores de ambos equipos, eso sí, se encuentran en las instalaciones esperando a la decisión definitiva. Finalmente, parece ser que el partido se jugará a puerta cerrada.

SUSPENSIONES

La UD Las Palmas había anunciado que vestiría una camiseta especial con la bandera española en el pecho y la fecha del día de hoy. Mediante un comunicado, el club canario ha defendido su posición.

A continuación reproducimos un fragmenteo de dicho mensaje: "Hoy, lo que hacemos es muy simple. Con la bandera española bordada en nuestra equipación queremos votar de forma inequívoca en una imaginaria consulta a la que nadie nos ha convocado: creemos en la unidad de España. Lo hacemos desde la autoridad moral que le quieran conceder a la región más lejana de la capital de este reino. Lo hacemos para decirle al mundo que sentimos dolor por lo que está ocurriendo. Lo hacemos confiando en que a nadie le incomode este gesto. Como nunca nos incomodó ver ondear senyeras en la grada, extendidas sobre el césped o envolviendo el cuerpo de nuestros rivales que, una vez terminado el partido, son compatriotas que nos llenan de orgullo al formar parte de uno de los mejores equipos del mundo, o de una de las mejores selecciones del planeta".

La Federació Catalana de Futbol también ha optado por suspender todos los partidos de futbol que debían celebrarse este fin de semana.