Los Juegos Olímpicos están marcados por logros y por fracasos, victorias y pérdidas. Por oros, platas y bronces que quedan en la retina de participantes y espectadores. Pero el recuerdo de las Olimpiadas también se escribe fuera de las pistas de atletismo, las piscinas o las canchas a través sus mascotas. Son la cara amable y simbólica de la competición de más alto nivel.

La historia de Barcelona’92 está innegablemente vinculada a dos nombres: Javier Mariscal y Cobi. Pero, ¿es la mascota catalana la mejor en la historia de los Juegos Olímpicos? Repasamos las historias de los símbolos olímpicos desde 1972 hasta los pasados Juegos en Río de Janeiro.

  • Múnich 1972.  

Waldi es un perro 'dachshund' representativo de la región de Baviera. Simboliza la resistencia de los atletas y, por ende, el espíritu olímpico.

  • Montreal 1976.  

El castor Amik, uno de los animales más populares de Canadá. Lo bautizaron con un nombre que proviene de la lengua algonquina.

0013729ece6b0822927a18

  • Moscú 1980.  

Misha, un oso diseñado por el dibujante de libros infantiles Víctor Chizikov. Los habitantes de Rusia aún lo recuerdan con cariño y es una de las mascotas más populares de la historia de los Juegos Olímpicos.

  • Los Ángeles 1984.  

Un águila calva, el símbolo nacional de Estados Unidos,  llamada Sam. Fue diseñado por Robert Moore y Disney.

  • Seúl 1988.  

Hodori y Hosuni son dos tigres idénticos. Se eligieron por ser animales especialmente relevantes en la cultura popular surcoreana.

  • Barcelona 1992.  

Cobi, el perro cubista diseñado por Javier Mariscal, ha sido una de las mascotas más populares de la historia de los Juegos Olímpicos. Se basa en el 'gos d'atura' catalán con un estilo picassiano. 

  • Atlanta 1996.  

Izzy fue una mezcla de diversas figuras. Su nombre original era Whatizit (del inglés What is it?, ¿Qué es esto?). Debido a su extraña figura, no fue popular y pasó rápidamente al olvido.

  • Sydney 2000.

Estos Juegos tuvieron tres mascotas: Olly, una cucaburra, cuyo nombre provenía de Olimpíada; Sid, un ornitorrinco bautizado así por la ciudad de Sydney; y Millie, el equidna, cuyo nombre representaba el nuevo milenio. También se creó una mascota no-oficial que se hizo bastante popular debido a un programa de televisión: Fatso, el wombat.

olly

  • Atenas 2004.  

 

Athenà y Phèvos son una pareja de hermanos, diseñados sobre la base de unas antiguas figuras del siglo VII aC. El origen de los nombres de las mascotas se remonta a las divinidades de la Antigua Grecia.

mascotas olimpicas atenas 2004 

  • Pekín 2008.

La antorcha Huanhuan, el oso panda Jingjing, el pez Beibei, el antílope Yingying y la golondrina Nini, cada uno con uno de los colores de los anillos olímpicos.
 

  • Londres 2012.  

Wenlock y Mandeville nacieron a partir de las últimas gotas de acero sobrante de la construcción de la última viga de apoyo del Estadio Olímpico en una fundidora en Bolton.

mascotas londres1

  • Río de Janeiro 2016. 

Vinicius y Tom simbolizan la flora y fauna de Río, pero también la riqueza natural de Brasil. 

banner 650 480