Fichaje cerrado y confirmado. El Barça pagará 105 millones de euros fijos y otros 40 millones en variables al Borussia Dortmund por Ousmane Dembélé tras el acuerdo alcanzado esta tarde por los dos clubes en Mónaco. El delantero francés se ha comprometido por cinco temporadas con el equipo azulgrana y su cláusula de rescisión, para auyentar a posibles compradores, es de 400 millones de euros.

El Barça ya tiene sustituto de Neymar. Dembélé, un futbolista de 20 años con más proyección que recorrido, se convertirá en el fichaje más caro de la historia del club y en la segunda contratación más elevada del fútbol mundial. El récord lo ostenta el traspaso de Neymar al PSG, que abonó los 222 millones de su cláusula de rescisión.

Bartomeu ha querido cerrar personalmente el fichaje de Dembélé tras desplazarse a Mónaco con el directivo Javier Bordas y con Óscar Grau, el director general del club. Hans-Joachim Watzke, director general del Borussia, y Michael Zorc, director deportivo, han aceptado la última propuesta del Barça. Hace un año, Dembélé rechazó una oferta del club azulgrana y el Borussia pagó 15 millones por él. Ahora puede ingresar entre nueve y 10 veces más.

EL MALESTAR DE LA PLANTILLA

El traspaso de Neymar al PSG ha condicionado el precio final de Dembélé, a quien el Borussia había tasado inicialmente en unos 90 millones de euros. Su contratación rebajará el malestar de la plantilla azulgrana, preocupada por la pérdida de potencial del equipo en los últimos años. 

El Barça ya ha fichado este verano a Semedo, Paulinho y Deulofeu, por quienes ha pagado 82 millones de euros. En los próximos días, el club espera cerrar la contratación de Coutinho o Di María. El centrocampista brasileño es el gran objetivo, pero el Liverpool también quiere cobrar 150 millones de euros.