Los socios del Barça han aprobado por inmensa mayoría las cuentas del club, tanto las del ejercicio 2016-17 como las del 2017-18. Esto supone que el Barça se ha convertido en el club deportivo a nivel mundial con el presupuesto más alto de la historia, 896,5 millones de euros. La directiva ha presupuestado que el club tendrá, además, unos beneficios de 21 millones de euros. El resultado de la votación ha sido de 391 votos a favor, 68 en contra y 49 en blanco.

Las cuentas aprobadas por los socios compromisarios establecen que la mayor parte del gasto del club se destina a hacer frente a la masa salarial, algo que, según reconocen desde la propia entidad, puede convertirse en un problema si no se corrige. De hecho, esta partida ha pasado de 365 millones en el anterior ejercicio a 479 millones en el actual.

Las cuentas aprobadas por el club contemplan un aumento de ingresos en casi todos los conceptos, excepto en el capítulo de socios, que representa apenas un 3 % del total. Conceptos como márketing, televisión y visitas al estadio son el principal sustento de la entidad.

La directiva ha reconocido que el aumento del presupuesto se ha visto favorecido por la marcha del Neymar al Paris Saint Germain, que proporcionó unos beneficios netos de 144 millones de euros.

DUDAS

Pese a las cuentas, el presidente de la comisión económica independiente encargada de velar por la salud financiera del club, Carles Tusquest, ha lanzado algunas advertencias respecto a los presupuestos venideros. "El Barça es un club más comprador que vendedor, por lo que habitualmente no hay unos ingresos significativos en ventas de jugadores. Esta partida se ha incrementado de manera excepcional este año, pero será difícil que vuelva repetirse. Además, en cuanto a la deuda hemos visto como se ha ido reduciendo en los últimos años, pero el año que viene tendremos un incremento de unos 70 millones debido al esfuerzo en las renovaciones. Habrá que buscar ingresos extra".

Además, Tusquets ha hecho una serie de recomendaciones como "recuperar el espíritu de cantera, una filosofía que es rentable en lo económico y en lo deportivo. Y vigilar los gastos en el Espai Barça, ya que hasta ahora han sido muy pocos pero esta temporada se suben hasta los 55 millones. Y cada año serán más significativos. Deberemos pedir información sobre ellos".