El derbi del pasado sábado acabó con gritos de "Bartomeu dimisión". Parte de la grada del Camp Nou se posicionó contra la directiva del FCBarcelona, que se encuentra en medio de un proceso de moción de censura impulsado por Agustí Benedito. El excandidato a la presidencia del Barça ha asegurado que recogió casi 3.000 avales durante el día del partido contra el Espanyol y este martes volverá a la carga a por más firmas.

La meta es complicada, 16.500 firmas, por lo que cada partido es importante. Para el equipo de Benedito, el partido contra la Juventus de este martes será clave para aproximarse al objetivo. En el derbi con el Espanyol las colas para firmar a favor de la moción de censura fueron largas, algunos socios esperaron casi una hora.

Para agilizar el proceso, el equipo de Benedito repartió las papeletas entre muchos socios que no hicieron la cola, para que las rellenaran en casa y las entregaran este martes. Unos 100 voluntarios trabajan en la recogida de las adhesiones. También utilizan teléfonos móviles para fotografiar el DNI de los firmantes, necesario para validar las papeletas.

En el partido contra la Juventus, al igual que contra el Espanyol, habrá cuatro puestos de recogida de firmas en los aledaños del Camp Nou, el máximo permitido por el club. Además, varios voluntarios del equipo de Benedito recorrerán los accesos al campo con los móviles y carpetas para conseguir adhesiones.

El equipo de Benedito también ha aprovechado la Diada, con la importante participación ciudadana, para recoger firmas en el centro de Barcelona, aunque no han querido filtrar la cifra de adhesiones conseguidas. Lo que pase este martes será clave, por ello, consideran el partido