Sandor Martín, la nueva sensación del boxeo barcelonés, aspira a ganar el Europeo de los pesos superligeros. El 30 de septiembre peleará contra el sueco Anthony Yigit, actual campeón y número cinco del mundo, en Estocolmo. El púgil de Nou Barris, además, es la nueva apuesta de Evander Holyfield, campeón olímpico en Atlanta y campeón del mundo en tres pesos, que acaba de ficharlo para su nueva promotora, Real Deal Boxing. Con 24 años y un balance de 29 victorias y una derrota como profesional, ha alcanzado una dimensión mundial que certifica el resurgir del boxeo español. Con el futuro muy bien encarrilado, Arrasandor ultima su puesta a punto, supervisada desde el primer día por Rafa Martín, padre, antiguo boxeador, propietario del gimnasio KO Verdún (construido en 1982) y creador de la marca de ropa deportiva Ray Sugar.

Rafa, una enciclopedia del boxeo, aprieta a Sandor con dobles sesiones de trabajo. Por la mañana, una hora y media de preparación física (carreras, abdominales...) y por la tarde otra hora y media “de preparación táctica y técnica (guanteos, saco, sombra, manopla), enfocada a derrotar a un boxeador zurdo como Yigit”. “Estamos preparando un combate de 12 asaltos y el cuerpo humano está preparado para trabajos máximos de tres horas al día. La intensidad de las sesiones bajará y el descanso es tan importante o más que el entrenamiento”, insiste el técnico.

Sandor, un tipo muy tranquilo que ha hecho un grado superior de educación física y estudia ciencias del deporte y la actividad física, se transforma en el ring. Interpreta mejor que nadie las necesidades de cada pelea. Es un boxeador muy estético, pero sabe encajar y sufrir cuando las cosas van mal. Rafa pronostica que ganará a Yigit entre el sexto y el octavo asalto. La derrota no pasa por su cabeza. “Si las cosas van muy bien, Sandor ganará por KO en el primer asalto. Si van muy mal, se impondrá a los puntos después de 12 asaltos”, recalca este antiguo boxeador y profesional de los deportes de contacto.

NÚMERO CINCO DEL MUNDO

Rafa, una persona muy activa y desenfadada en las redes sociales, se transforma en un entrenador metódico y muy didáctico. La disciplina, para él, es sagrada. También la educación de sus deportistas, con quienes establece relaciones personales muy próximas. El Europeo, curiosamente, no le obsesiona. “Sandor sólo tiene 24 años, dos o tres años menos de la edad ideal para un púgil. Está en un momento de gran madurez deportiva y personal, pero una derrota no sería ningún desastre. Tiene margen de error y no solo se enfrenta al campeón de Europa, sino al número cinco del mundo. Pero, tranquilo, ganará en Suecia”, recalca el preparador.

Sandor Martín

Yigit es el gran objetivo de Sandor. Rafa no pone límites a su carrera profesional y recuerda que su hijo “pisó el KO Verdún por primera vez cuando solo tenía seis días”. Con cinco y seis años, Arrasandor ya peleaba en Francia, porque no podía hacerlo en España, y en julio de 2004 silenció a un periodista deportivo. “Tengo 10 años y ya he participado en 34 combates. ¿No está mal, no? ”, fue su mensaje en una charla muy distendida. Desde ese día, el periodista jamás olvidó su nombre y quedó fascinado por la personalidad de Rafa.

La conversación transcurrió, cómo no, en el gimnasio de la calle Jaume Martí. Sandor también ha practicado otros deportes y Rafa explica que intentó apartarle de los rings: “Quise disuadirlo diciéndole que el boxeo no era tan importante, pero no hubo manera. Ni por las buenas, ni por las malas. Le dije que el boxeo no era un juego y que dolía. Le apreté para que supiera lo que era bueno, soltaba una lagrimilla y al día siguiente volvía. Lo dejé por imposible”.

ESTADOS UNIDOS

Rafa sonríe al recordar los inicios. El futuro inmediato es el Europeo y, sobre todo, los tres combates que tiene garantizados Sandor en Estados Unidos tras firmar con la promotora de Holyfield, quien lo fichó tras visionar varios vídeos suyos, convencido de su potencial. “A ellos no les interesa el Europeo y les da igual que Sandor sea español, japonés o alemán. Sencillamente es su boxeador y quieren que gane muchos títulos y dinero para que les resulte rentable”, comenta. Sandor ya forma parte de la Champions del boxeo. Del gran business. De la élite mundial.

Un cuadro inmortaliza un descanso durante un combate de Sandor Martín

El mismo día que Rafa atiende a Metrópoli Abierta, GolTV hace un seguimiento especial de 24 horas a Sandor. Padre e hijo explican su historia. No hace muchos años, la estrella del KO Verdún era Loli Muñoz, subcampeona del mundo, que fue la protagonista de un reportaje de Informe Robinson. Hoy, Rafa bromea con la periodista de la cadena de televisión, pero minutos antes su voz se entrecorta cuando le preguntan ¿por qué el boxeo atrapa tanto? “Buff. El boxeo es la vida misma”, sentencia el entrenador de Arrasandor, tras recordar algunas películas de acción y otras de culto como “Rocky I, Toro Salvaje, Cinderella Man o Million Dollar Baby”.

La vida de Sandor también es una historia de película. Una historia narrada por Rafa que merece un final feliz y una celebración sonada en el barrio del Verdún, olvidado por las autoridades pero orgulloso de su deportista más ilustre, preparado ya para conquistar Europa.

Exterior del gimnasio KO Verdún
Sandor Martín entrena tres horas diarias para ponerse a punto