El Ayuntamiento de Barcelona ha dado luz verde al nuevo Espai Barça, pero el equipo de gobierno que lidera Ada Colau pone condiciones al hotel de cuatro estrellas que quiere construir el club en sus instalaciones.

El Espai Barça contempla la ampliación y remodelación del Camp Nou, la construcción de un nuevo Palau Blaugrana y el reordenamiento del entorno del estadio, con amplias zonas verdes y la eliminación de barreras arquitectónicas. También incluye la creación de nuevos espacios y la edificación de un hotel de cuatro estrellas y 165 habitaciones en un espacio de 10.000 metros cuadrados.

El hotel, que tendría una ocupación del 69% según las primeras estimaciones, facturaría unos 11 millones de euros anuales. El precio medio de las habitaciones podría ser de 189,5 euros y el valor potencial de venta del establecimiento, según Palco23, sería de 44 millones de euros.

El actual gobierno municipal, sin embargo, no quiere que el nuevo hotel supere las 160 plazas y condiciona su construcción a la nueva normativa de aplicación en materia de establecimientos turísticos (PEUAT).

El Barça y el Ayuntamiento asumen que el nuevo hotel combinará el tradicional servicio de habitaciones con otros “servicios personales de salud y deporte”.

LA MODIFICACIÓN DEL PGM

El club que preside Josep Maria Bartomeu está pendiente de la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) para iniciar las obras del Espai Barça en 2018, un año más tarde de los previsto inicialmente.

El futuro Espai Barça suscita opiniones antagónicas entre los vecinos de Les Corts. Casi todos aplauden la eliminación de las barreras arquitectónicas, pero cuestionan su impacto en la movilidad del barrio. La construcción del hotel de cuatro estrellas, precisamente, es otro motivo de gran preocupación.

“Es curioso que el mismo Ayuntamiento que frena la construcción de nuevos hoteles permita que se edifique uno en las instalaciones del Barça. Tampoco entendemos que se construyan dos edificios de oficinas y la ampliación de las aceras comportará que haya menos plazas de aparcamiento en las calles colindantes para los vecinos de Les Corts”, manifestó la presidenta de la Asociación de Vecinos del Camp Nou, Ana Ramón Martínez, a Metrópoli Abierta.

MÁS PLAZAS EN LES CORTS

Sin embargo, el PEUAT, impulsado por Barcelona en Comú, PSC, ERC y la CUP, todavía permite la construcción de nuevas plazas hoteleras en Les Corts.

La Asociación de Vecinos Avenida de Chile, por otra parte, también denunció el acuerdo entre el Ayuntamiento y el Barça que ambas instituciones oficializaron el pasado 6 de julio. Su presidenta, Marta de Prats, declaró: “No nos han dejado ver nada. Estamos decepcionado porque no esperábamos que este gobierno municipal hubiera cambiado, pero ha sido el menos transparente. Si es necesarios, nos manifestaremos en la calle como hicimos en 2.000”.