Agustí Benedito ha anunciado este jueves que renuncia a la moción de censura, después de que la junta directiva del FCBarcelona diese por terminado el plazo para la entrega de las 16.500 papeletas necesarias. El empresario barcelonés ha anunciado que presentará una demanda judicial al club por “dañar los derechos de los socios”.

El impulsor de la moción, candidato en las últimas elecciones a la presidencia del club, defiende que los sábados no deberían contarse como días hábiles, por lo que el plazo de entrega de las papeletas debería finalizar el 2 de octubre. La directiva, por su parte, dio ayer por finiquitada la moción al acabar el tiempo y no haber recibido las papeletas.

"Damos el voto de censura por cerrado. Es nuestra última rueda de prensa. No nos esperábamos que se complicara hasta este punto por la actitud del club, principalmente en el tema de los plazos", ha dicho Benedito ante los medios de comunicación.

Al no haber entregado las papeletas, Benedito o cualquier otro socio podría presentar una nueva moción de censura. “Tenemos 12.504 firmas, más 1.500 comprometidas, más las que habríamos sacado el domingo en el partido. Ha sido un engaño del club”, ha denunciado el impulsor de la moción, quien ha informado de que las papeletas con los apoyos han sido destruidas ante notario y que por ello no las entregará al club.