Más problemas judiciales para Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça. A la espera de noticias de la moción de censura que ha activado Agustí Benedito, ex candidato a la presidencia del club en 2010 y 2015, el máximo dirigente azulgrana ha sido convocado, el lunes 12 de junio, por el juez de Instrucción número 7 de Barcelona para que responda como imputado por su presunta implicación en el caso de los columbarios. Este caso salpica también al exdirectivo Toni Freixa.

Bartomeu había sido convocado inicialmente este viernes 9 de junio, pero logró la suspensión temporal de la citación tras alegar un viaje profesional. Freixa, en cambio, declara este viernes en calidad de investigado.

Freixa, exresponsable de los servicios jurídicos del Barça y excandidato a la presidencia del club, cobró, presuntamente, comisiones por lograr que la entidad concediera a GIEM Sports la construcción, gestión y explotación comercial de un columbario en el Camp Nou.

Los pagos de GIEM, algunos realizados a través de sus filiales Espai Memorial y Gestió Integral Sports, fueron facturados al bufete de abogados del antiguo directivo del Barça, según informó Crónica Global.

Freixa, según datos del juez de Instrucción número 7, cobró 98.004 euros de Espai Memorial entre 2010 y 2014, 38.839 euros de Gestió Integral Sports y 50.479 euros de GIEM.

EL PROYECTO NO PROSPERA

Los antiguos directivos de GIEM Sports, empresa que obtuvo la adjudicación de los columbarios en el Camp Nou, reclaman a Freixa el cobro de un millón de euros que cobró por anticipado por un proyecto que no ha prosperado ni, tan siquiera, obtuvo los pertinentes permisos municipales.

El exresponsable de los servicios jurídicos del Barça ha presentado en el juzgado más de 1.000 correos electrónicos que acreditan que las cantidades cobradas correspondían a trabaJos de asesoría perfectamente contables.