El máximo responsable de los servicios jurídicos del FCBarcelona, Román Gómez Ponti, declaró el pasado lunes ante el juez que el club no actuó contra el uso del escudo que hizo la empresa Giem Holding, pese a que considera que se debería de haber actuado, según informa Crónica Global.

Gómez Ponti hizo estas declaraciones ante el juez de Instrucción número 7 de Barcelona que investiga el llamado fraude de los columbarios, por el que el FCBarcelona y su presidente, Josep María Bartomeu, están siendo juzgados. El exdirectivo del club Toni Freixa, también está involucrado en un juicio con la misma empresa, en este caso por tráfico de influencias, pues GIem Holding le acusa de haber cobrado comisiones para facilitar el acuerdo.

En su declaración, Gómez Ponti ha señalado que el empresario José Huertas, responsable de la empresa demandante, les pidió tres millones de euros a cambio de no presentar la denuncia. Por su parte, Bartomeu se desentendió del caso y trasladó toda la responsabilidad a los servicios jurídicos del club.

La empresa Giem Holding pagó un millón de euros al Barça para poder construir un columbario en el Camp Nou donde los socios que lo desearan, y pagaran, podían solicitar que se depositaran sus cenizas cuando fallecieran. Según Gómez Ponti, el dinero no se ingresó en las arcas del club y se mantiene como un aval.