Los guionistas del APM han vuelto a superarse al parodiar la mala temporada del Barça y los problemas coyunturales del club utilizando la serie de anime Dragon Ball Z.

Mientras el “ejercito de la cinta blanca ha ganado el torneo de artes marciales sin oposición”, el Barça confía en el “follet Valverde” para que entrene el equipo, mientras Sandro Rosell “amenaza con arrastrar a todo el club a una dimensión desconocida”.