El que fuera directivo y candidato a la presidencia del FC Barcelona Toni Freixa, se enfrenta a una querella por la presunta comisión de un delito de estafa, administración desleal y contra el mercado y los consumidores.

El martes 3 de octubre fue admitida a trámite la querella interpuesta contra Toni Freixa, su empresa SPORT SOCIAL MARKET y varios de sus directivos, como avanzó Metrópoli Abierta. Dicha querella parte de los titulares de INDEXSPORT, proyecto que consistía en impulsar una gran red social creando una plataforma tecnológica digital a nivel mundial, que permitiría realizar transacciones con deportistas a través de un mercado virtual de cotización de valores deportivos.

PROYECTO EN MARCHA

Los dueños de INDEXSPORT depositaron su confianza en Freixa encomendándole la gestión de las sociedades y del proyecto que estaban poniendo en marcha, no imaginándose que éste traicionaría su confianza utilizando los recursos puestos a su disposición para apropiarse de la idea de negocio.

El 4 de noviembre de 2016, Freixa renunció a sus cargos en las sociedades de los querellantes. Tan solo cuatro días después fue publicado en youtube un video de presentación de un proyecto aparentemente idéntico al de INDEXPORT denominado SPORT SOCIAL MARKET, que sería presentado a los medios el 19 de noviembre de 2016; el mismo día en que Freixa había organizado la presentación de la plataforma INDEXSPORT.

EFECTIVO EL 15 DE SEPTIEMBRE

Metrópoli Abierta confirmó la presentación de la querella, que se hizo efectiva el pasado 15 de septiembre, tras contactar con Carlos Castresana, abogado director del procedimiento iniciado en nombre de los querellantes.

Sport Social Market, como informó este medio, es una plataforma de sport trading que debía estar operativa en septiembre y que sus directivos han aplazado hasta noviembre. Consiste en una bolsa de valores de futbolistas y ofrece acciones de proximidad con algunos futbolistas para lograr nuevos inversores. Las personas que entran en el sistema han de comprar unos títulos que se revalorizan o devalúan en función del rendimiento de los jugadores.

Algunos clientes de Sport Social Market no vieron claro el negocio. El más combativo es David Hernández, que ha colgado cuatro vídeos en Youtube en los que demuestra algunas presuntas irregularidades de la empresa.