Catalunya es la tercera comunidad española, detrás del País Vasco y Madrid, donde el precio de venta por metro cuadrado de una vivienda de categoría media es más caro. Según el informe trimestral de precios de venta de pisos.com el coste medio por m² en la comunidad catalana asciende a 1755 euros siendo Barcelona la provincia más cara de toda Catalunya con un precio de venta de 3799 euros/m² y Lleida, la ciudad más barata, a un precio de 1082 euros/m².

En la capital catalana, Gracia es el barrio donde más se ha encarecido la vivienda en el último trimestre con una subida del 8,02%. Por lo contrario, el distrito de l´Eixample ha bajado -0,56%, pese a que Nou Barris ha sido el distrito barcelonés con el precio de vivienda más barato de la ciudad, 1899 euros/m²  en los últimos tres meses.

En cuanto a la vivienda de lujo, el 2,22% de las viviendas de segunda mano de lujo anunciadas en el portal pisos.com, tienen un precio de venta por encima del millón de euros. Un porcentaje que supera el registrado en 2016 (1,92%) y en 2015 (1,62%). El inmueble de alto standing ha pasado de tener un precio medio de 1.940.811 euros el año pasado a 1.972.194 en 2017.

El  chalet (30,72%), la casa (26,02%) y el piso (17,19%), son los tipos de vivienda más comunes entre la oferta de lujo disponible en en España.

Sin embargo, el precio medio por metro cuadrado de una vivienda de lujo en España se sitúa en 4.649 euros, lo que supone una caída del -16,33% frente a 2016, cuando esta cifra alcanzó los 5.556 euros por metro cuadrado. El ranking de viviendas más caras que están en venta en España, lo encabeza una casa en Benahavís (Málaga), según el portal inmobiliario pisos.com. En cualquier caso, Madrid es la ciudad que aglutina el mayor número de viviendas de lujo, ya que reúne el 20,40% del total de inmuebles de alto standing publicados en el portal pisos.com. Le siguen Málaga (17,76%) y Barcelona (16,66%).

El director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, asegura que “el mercado inmobiliario de lujo español goza de una salud de hierro”. El directivo señala que “el cliente nacional ha recuperado cuota de mercado, el cual protagoniza casi la mitad de las operaciones”. En cuanto a la demanda internacional, el responsable del portal admite que “más allá de clientes tradicionales europeos, como el británico o el francés, el comprador latinoamericano está ganando posiciones, al igual que el escandinavo, el americano y el canadiense”.