La relaciones entre las patronales Foment del Treball y Cecot no son precisamente fluidas. El apoyo de Cecot a los postulados independentistas ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los directivos de Foment del Treball, que han decidido abrir un expediente a la patronal que dirige Antoni Abad. El expediente podría ser resuelto en la próxima reunión de la junta directiva que se celebrará en diciembre.

El motivo esgrimido para la apertura de dicho expediente es que Cecot ha llevado a cabo actuaciones contrarias a los acuerdos establecidos entre ambas patronales. Foment acusa a Cecot de intentar expandir su área de influencia fuera de la que le corresponde, el Vallès, y de haber incumplido los acuerdos firmados en febrero de este año para intentar reconducir la situación.

Sin embargo, la relación entre las dos organizaciones se ha ido degradando conforme ha ido avanzando el proceso independentista. El apoyo que desde Cecot se ha hado a las decisiones adoptadas por el Govern de Carles Puigdemont y las críticas a la postura del Gobierno español en el proceso independentista han acabado con la paciencia de la patronal dirigida por Joaquim Gay de Montellà, que siempre se ha mostrado contraria a la independencia.

SITUACIÓN INSOSTENIBLE

La situación se ha convertido en insostenible por los continuos desplantes de Abad a Foment del Treball, argumentan desde esta última La junta directiva que preside Gay de Montellà parece dispuesta a tomar medidas urgentes y radicales para acabar con una situación que puede ser muy perjudicial para el sector económico catalán.

De hecho, la intención de la junta directiva de Foment es estudiar la posibilidad de expulsar a Cecot de su seno argumentando el incumplimiento de los acuerdos de este año, aunque en realidad será la actitud de la Cecot respecto a los últimos acontecimientos políticos los que provoquen finalmente su expulsión.

En Foment tampoco olvidan que Cecot dio su apoyo a la huelga general convocado el pasado 3 de octubre y llamado 'paro de país', una huelga que desde Foment consideraron totalmente desafortunada.

CECOT APUESTA POR SEGUIR

Por su parte, la patronal Cecot ha asegurado que su voluntad es mantener la relación con Foment del Treball y defienden la existencia de organizaciones empresariales plurales que permitan ofrecer al empresariado catalán las mejores herramientas para llevar a cabo su cometido.

Además, atribuyen la apertura del expediente por parte de Foment a una decisión personal de su presidente, Gay de Montellà, y en un comunicado la patronal vallesana asegura que “valorfamos especialmente que alguien haya decidido abrir y facilitar el diálogo entre las organizaciones ante la pluralidad de interpretaciones de algún hecho que haya podido generar dudas al departamento de la presidencia”.