La multinacional alemana Media Markt se ha enrocado y no quiere dar a conocer el sueldo que los altos ejecutivos de su filial española perciben. Pese a que la legislación mercantil española obliga a las empresas a dar a hacer públicos los sueldos de sus altos ejecutivos, la compañìa alemana de material electrónico opta por no cumplir con la ley.

La filial española de la multinacional alemana considera que facilitar el sueldo de sus altos ejecutivos viola su derecho a la intimidad, por lo que desde hace varios años se ha negado a hacerlos públicos. Y eso que la empresa que audita sus cuentas, KPMG, lleva incluyendo en sus auditorías de los últimos cuatro años sendas notas en las que advierte a los directivos de la filial española de la multinacional germana de la obligación de hacer públicos los sueldos de sus altos ejecutivos, según publica Economía Digital.

ADVERTENCIA

La empresa auditoria advierte de que “la memoria adjunta no incluye la información referente a las retribuciones devengadas por el personal de alta dirección y por los administradores de la sociedad, tal como requiere la legislación mercantil vigente con la elaboración de las cuentas anuales. Nuestro informe de auditoría del ejercicio anual terminado el 30 de septiembre de 2013 incluía una salvedad al respecto”

Pese a ello, la dirección de Media Markt asegura que “la sociedad, en atención a la violación de la intimidad que supondría facilitar la remuneración salarial de la alta dirección y de aquellos administradores que también ejercen una función directiva, no considera oportuno detallar en las cuentas anuales dicha información".