Prosigue el éxodo constante de empresas que abandonan Catalunya y trasladan su sede social a otras ciudades españolas. Muchas se han ido antes del plenario del martes, en el que Carles Puigdemont proclamó la independencia y la dejó en suspenso en cuestión de segundos. Otras, en cambio, han tomado la decisión tras escuchar al presidente de la Generalitat, como el Grupo Planeta.

El consejo de administración del Grupo Planeta ha decidido que trasladará su domicilio social a Madrid horas después de la intervención de Puigdemont. Este lunes ya había amenazado con la marcha ante la "inseguridad jurídica" que se produciría en caso de proclamarse la independencia.

La decisión la ha tomado "para proteger los intereses de sus accionistas, de sus empleados y del proyecto empresarial". De la misma manera, el Grupo Planeta también ha anunciado que no se producirán traslados de trabajadores.

El Grupo Planeta, fundado en 1949 por José Manuel Lara, es el primer grupo editorial y de comunicación español de capital familiar que lidera una oferta sobre cultura, formación, información y entretenimiento audiovisual.

FUGA DE EMPRESAS INTERNACIONALES

Quienes no esperaron a la declaración de Puigdemont fueron los responsables del principal touroperador en la red europeo, eDreams Odigeo. Este mismo martes anunciaron el traslado de su sede social a Madrid, concretamente a su sede en la calle López de Hoyos.

Al igual que la mayoría de empresas que han tomado la decisión de cambiar su sede social, esta decisión no supondrá el traslado de trabajadores de Barcelona, donde eDreams cuenta con tres centros de trabajo, tras la inauguración en marzo de unas nuevas oficinas en la ciudad.

La decisión tiene como objetivo "proteger los intereses de los clientes, accionistas y empleados de la entidad", ante la actual "inseguridad jurídica en Catalunya", informó la agencia de viajes 'online' en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).