El presidente de Aigües de Barcelona, Àngel Simon, ha alabado este miércoles la postura de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de intentar mediar por el diálogo entre los gobiernos catalán y español. En esta línea, Simon aboga porque la ciudad tenga voz propia en las negociaciones.

Aigües de Barcelona, que celebra este 2017 su 150 aniversario, apuesta por el diálogo de las partes y considera a la capital catalana un interlocutor necesario dentro de las negociaciones. Se trata de la primera gran empresa catalana que defiende por una solución pactada.

"Barcelona debe ser escuchada porque, además de ser la capital de Catalunya, representa lo mejor de las dos partes que parecen incapaces de entenderse", ha aseverado Simon, que ha agregado que los catalanes llevan dos culturas en su ADN y que nadie puede pedir que se desprendan de una de ellas porque ello implicaría un desgarro para siempre.

"Barcelona y Catalunya no se merecen perder el crédito que se han ganado a pulso sus ciudadanos, sus instituciones y sus empresas", añade Simon en su carta, en la que también aplaude a la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín por abogar por el diálogo. “Efectivamente, hemos de recuperar la estabilidad institucional y ofrecer un horizonte de seguridad y confianza”, añade el presidente de Aigües de Barcelona.

Aigües de Barcelona lleva siglo y medio trabajando a favor de Barcelona, y por ello ha lamentado que "años de trabajo en favor de la convivencia, la cohesión social y el progreso económico puedan, de un día para otro, verse afectados y encaminarnos hacia una situación de incertidumbre social y económica que vendría acompañada por un desprestigio internacional, nada favorable a nuestro desarrollo".

"Desde la concordia hemos ganado un prestigio que atrae a ciudadanos y empresas de todo el mundo. No podemos defraudar las expectativas de quienes nos han mirado con admiración desde todos los rincones del planeta", prosigue Simon en su carta.

"Alcaldesa, sepa que cuenta con nosotros en esta situación decisiva (...). La responsabilidad de Barcelona es mostrar también la vía del diálogo a los responsables de que Catalunya y España sigan impulsando un futuro mejor para todos cuantos formamos parte de estas dos realidades enlazadas y complementarias. Nuestros hijos nos lo agradecerán. Cuente con nosotros siempre que quiera abrir vías de diálogo", ha asegurado Simón en un artículo de opinión publicado en El Periódico este miércoles.