El Internet de las Cosas (IoT) es uno de los conceptos más innovadores de las últimas décadas y, a pesar de su nombre insulso, es el futuro. Frigoríficos que te avisan de la fecha de caducidad de los alimentos, ascensores que se pueden reparar de forma remota o sensores que predicen heladas y permiten salvar cosechas. Estos ejemplos, y muchísimos más, son los que conforman el Internet de las Cosas y que esta semana han sido protagonistas del IoT Solutions World Congress celebrado en Fira de Barcelona.

Con 240 empresas presentes (+30%) y 13.000 visitantes de 114 países (+60%), el congreso se ha posicionado como un referente internacional del internet industrial y ha puesto de relieve la creciente importancia en la economía de este sector tecnológico. “Se constata un gran interés por aplicar tecnología IoT a ámbitos tan diversos como la atención sanitaria, los servicios financieros, la minería... Cada uno avanza a velocidades diferentes en cuanto a implantación, pero las empresas que apuestan por esta tecnología están registrando retornos sobre la inversión”, según el presidente del Comité Asesor del congreso, Richard M. Soley.

El IoT ha contado con 125 sesiones enfocadas a los casos prácticos y demostraciones / FIRA DE BARCELONA
El IoT ha contado con 125 sesiones enfocadas a los casos prácticos y demostraciones / FIRA DE BARCELONA

SALTO CUALITATIVO

El director del IoT Solutions, Roger Bou, considera que los buenos resultados de esta edición “consolidan el evento como la mayor plataforma internacional de negocio y conocimiento compartido del internet industrial”. El salto cualitativo que ha dado este año se fundamenta en “la oferta comercial y de los contenidos del congreso” y se ha logrado proyectar el potencial infinito de las soluciones que ofrece el Internet de las Cosas.

Durante los tres días de congreso se han celebrado más de 125 sesiones de trabajo, algunas de las cuales contaron con el robot Sophia como ponente, se ha dado especial importancia a los casos prácticos y a las demostraciones en vivo. El éxito del salón ha sido tal que grandes empresas como Google y Amazon, que están a la cabeza de soluciones inteligentes para mejorar la vida de las personas y de las empresas.

BANCOS DE PRUEBAS

Esta edición ha contado con 11 proyectos innovadores desarrollados por empresas líderes: un robot sumergible de ABB para inspeccionar transformadores llenos de aceite de las plataformas petrolíferas; una solución de Analog Devices para predecir heladas y salvar cosechas o un sistema de analítica predictiva desarrollado por la firma PTC para eliminar los tiempos de inactividad en las fábricas en el que también han colaborado HP, National Instruments, Osisoft y flowserve.

Además, se ha visto ascensores conectados cuyo mantenimiento puede gestionarse remotamente gracias al sistema desarrollado por Huawei en colaboración con General Electric y Schindler; una aplicación de Vodafone junto con Hiruteknova, TST y Rodman para controlar a distancia el estado y funcionamiento de un barco; una solución para el control inteligente de riego y de la prevención de contaminación de los ríos que presenta Schneider Electric junto a Sigfox; y una demostración de cómo detectar y prevenir un ciberataque a una subestación eléctrica de Kaspersky.